La importancia de la Fisioterapia de Suelo Pélvico en pacientes con Endometriosis


El suelo pélvico, o zona perineal, está formado por el conjunto de músculos, ligamentos, tejidos conjuntivos y nerviosos situados en la parte baja del abdomen, lo que se llama cavidad pélvica. Envuelve los órganos ubicados en el interior de la pelvis: la vejiga, el recto y el útero en el caso de las mujeres, desarrollando una función de sostén y antigravitatoria con el objetivo de mantener estos órganos en la posición correcta con el fin de asegurar su buen funcionamiento. El conjunto de músculos del suelo pélvico no trabaja de forma independiente, sino que está estrechamente relacionado con la musculatura abdominal y las cadenas musculares antigravitatorias.

Además de tener una función de sostén, el suelo pélvico interviene en otros procesos fisiológicos como:

  • Función de continencia: el suelo pélvico es necesario para el buen funcionamiento de los procesos de micción y defecación, ya que ejerce control sobre los esfínteres uretral y anal.
  • Función reproductiva: en las mujeres, el movimiento de los músculos del suelo pélvico es imprescindible para conducir el feto hacia el exterior.
  • Función sexual: una buena tonificación de la musculatura del suelo pélvico mejora la calidad de las relaciones sexuales. En mujeres es necesario para la sensibilidad vaginal, mientras que en los hombres contribuye en el proceso de la eyaculación.



La fisioterapia del suelo pélvico es una disciplina que permite evaluar y tratar de forma conservadora, no farmacológica las distintas disfunciones del piso pélvico.

La incontinencia urinaria —pérdida del control de la vejiga— es un problema frecuente en pacientes con endometriosis.
La intensidad abarca desde perder orina ocasionalmente cuando toses o estornudas hasta tener una necesidad de orinar tan repentina y fuerte que no llegas al baño a tiempo.

La incontinencia urinaria no es una enfermedad, sino un síntoma. Puede ser causada por determinados hábitos diarios, enfermedades de fondo o problemas físicos. Una evaluación exhaustiva a cargo del médico puede ayudar a determinar qué produce la incontinencia.



Que técnicas pueden ser utilizadas en el tratamiento?

  • Biofeedback EMG
  • Electroestimulación
  • Radiofrecuencia intracavitaria (único centro en Colombia con la última tecnología en tecarterapia europea)
  • Neuromodulación periférica
  • Terapia manual, terapias miofasciales
  • GDP gestión de dinámicas de presión


El papel de la fisioterapia abdomino-pélvica en el tratamiento de este enfermedad aún es poco conocido, incluso para los profesionales que tratan que se ocuapn de él. Sin embargo, es una herramienta muy eficaz porque consigue aliviar considerablemente su dolor y obtiene una mejoría en la calidad de vida.
Esta enfermedad de por sí es inflamatoria con lo que además puede provocar edema, tiranteces y dolor por la propia inflamación.
ras la realización de la exploración el fisioterapeuta podrá adaptar su tratamiento a cada caso particular. Los posibles tratamietos que se realicen serán:
  • Drenaje linfático manual en piernas, ingles, pelvis y abdomen. Con el drenaje se favorece la circulación de la linfa y se reduce la inflamación e hinchazón. Seguido de recomendaciones posturales y de ejercicios para hacer en el domicilio.
  • Terapia manual en musculatura para relajar tanto su tensión intravaginal como la externa.
  • Diatermia de alta frecuencia para estimular el drenaje y relajar la hipertonía perineal y abdominal.
  • Punción seca o acupuntura en músculos y zona genital
  • Estiramientos de la musculatura abdominal y pélvica.
  • Ejercicios terapéuticos, entre los que destacan:
    • Ejercicios respiratorios en posición de declive para relajar el suelo pélvico y ayudar al drenaje pélvico:
    • Ejercicios hipopresivos y de kegel.
    • Ejercicios de reeducación propioceptiva del suelo pélvico, con los que aprenderemos a contraer y relajar correctamente toda la musculatura implicada. Dentro de estos ejercicios está el del ascensor, el cual consiste en contraer progresivamente de delante hacia atrás, primero uretra, vagina y ano, para posteriormente relajar.
    • Ejercicios de movilización de pelvis
  • Además podrá enseñarte un masaje perineal para que te lo puedas realizar tu misma, aunque este masaje no sustituye al tratamiento que pueda ofrecerte un fisioterapeuta.



Contamos con convenios en Cali, Pasto y Bogotá con tarifas preferenciales para carnetizadas con Glia, Fisiowomen y Corposalud integral.

Rehabilitación del suelo pélvico


Existen varios tratamientos para fomentar la rehabilitación del suelo pélvico. La fisioterapia de la musculatura del suelo pélvico es la primera línea de tratamiento establecida por las guías clínicas nacionales e internacionales en esta área terapéutica. Los ejercicios del tipo Kegel así como los abdominales hipopresivos son los más utilizados por las personas que necesitan tonificar la musculatura del suelo pélvico:

  • Ejercicios Kegel: consiste en efectuar unos movimientos de contracción en la musculatura del suelo pélvico. Es importante identificar la musculatura que debe ejercitarse para poder hacerlo de manera correcta. Cuando se ejercita el suelo pélvico lo que se siente es una contracción que cierra y eleva hacia dentro y hacia arriba todas las aberturas relacionadas con el suelo pélvico, es decir, el ano, la uretra, y la vagina en el caso de las mujeres.

  • Abdominales hipopresivos: se trata de unos ejercicios mediante los cuales se puede reducir la presión abdominal que ejerce el paquete visceral sobre el suelo pélvico.

Otras técnicas fisioterapéuticas que ayudan a la tonificación del suelo pélvico son:


  • Masaje perineal: técnica manual aplicada a la zona del perineo desde el exterior (zona abdominal) o desde la vagina o ano.

  • Electroestimulación: técnica de estimulación muscular que consiste en la estimulación mediante electricidad aplicada a través de electrodos posicionados en la zona externa perineal, o en el interior de la vagina o ano. Se trata de una técnica pasiva que no requiere la implicación de la persona tratada, siendo especialmente útil en el caso de que no sea posible hacer los ejercicios de forma autónoma (por ejemplo, personas de edad avanzada).

  • Biofeedback: en esta técnica se requiere activamente el trabajo del paciente, que irá contrayendo los músculos con indicaciones del fisioterapeuta y con la ayuda de una máquina que monitoriza las contracciones.

  • Bolas chinas/conos vaginales: las mujeres pueden utilizar estos dispositivos para la tonificación de la musculatura del suelo pélvico. En el caso de las bolas chinas, estas efectúan una pequeña vibración que estimulará la musculatura del suelo pélvico. Los conos vaginales provocan una contracción del suelo pélvico cuando son introducidos en la vagina.

La fisioterapia del suelo pélvico es todavía una disciplina muy nueva a pesar de sus beneficios hayan sido demostrados, especialmente en cuanto a la mejora de la incontinencia urinaria, así como la calidad de la vida sexual. Es fundamental que la persona que deba reforzar la musculatura del suelo pélvico esté guiada por especialistas, ya que se trata de una musculatura poco conocida.


Como Asociación recomendamos para endometriosis severas una teconologia que se llama tercaterapia a través de la cual nuestras afiliadas han sentido mejoria de mas del 90% desde la tercera sesión, se recomiendan 5 sesiones como tratamiento para el dolor pelvico cronico, dolor al tener relaciones sexuales y la incontinencia urinaria.





fuente
www.fisiowomen.com
video: capenergy

Comentarios