domingo, 30 de agosto de 2015

Como puedes aportar para que todos nos Beneficiemos

Siempre habrán opiniones encontradas sobre la gestión de cualquier organización, sobre todo si es una entidad sin animo de lucro.

Seguidores y detractores siempre existirán y les agradecemos, a unos por el apoyo y a los otros por hacer parte en cierto modo de nuestro crecimiento.

Nosotros recibimos con positivismos y agradecimiento a las mujeres y parejas que se responsabilizan de su salud.......Es mas fácil claro esta, quejarse de las Eps o de los médicos que nos han tratado de una manera poco esperada, .....Pero nosotros aplaudimos a las personas que asumen la responsabilidad de su salud, y como lo hacen?..... firmando para un proyecto de ley, asistiendo a las actividades que organizamos, carnetizandose y haciendo mas visible las enfermedades de la mujer desde su que hacer, en su día a día, repartiendo nuestros volantes, portando sobre la solapa la cinta amarilla, también hablando con sus familiares y amigos, replicando la información que publicamos en redes sociales, en fin.....existen un sin numero de maneras de ser activo, de aportar y de construir con hechos.

Nosotros Exaltamos a esas personas que proponen y actúan en pro de la comunidad, en pro del bien general sobre el particular, pensando no solo en el ahora sino en el futuro de las generaciones de mujeres y de parejas que seguirán padeciendo #endometriosis, #ovariosPoliquisticos, #infertilidad, 

Esta es una asociación incluyente, cualquiera puede ser voluntario, cualquiera puede hacer su aporte, con trabajo, con conocimiento, con una donación, con una asistencia a un evento, les aseguro que formas de construir sociedad y ayudar a otros siempre habrán.

Un primer paso, suscribete a nuestras redes y hagamos visible el que existimos como pacientes.

www.Asocoen.org
Endometriosiscolombia.blogspot.com
@Endocolombia en Twitter
Conciencia_Endometriosis en Instagram
https://www.youtube.com/channel/UChSH1jks7oofZcJz0WTByzQ  en Youtube


jueves, 27 de agosto de 2015

La Infertilidad Secundaria

La mayoría de las personas creen que si ya han podido tener un bebé, está comprobado que no son infértiles; y por ello no tendrán ninguna clase de problemas en el futuro en caso de que desearan tener más hijos.
Desafortunadamente, ésto no es verdad. La infertilidad secundaria es un problema muy común que puede padecer cualquier persona en algún momento de su vida. De hecho, es tan común que el promedio de parejas que sufren de infertilidad secundaria ocupa un 60% entre los casos y tipos de infertilidad. Aún así, hay personas que no consideran que este tipo de infertilidad sea un problema a tener en cuenta.

¿De qué se Trata la Infertilidad Secundaria?

La infertilidad secundaria es usualmente definida como la incapacidad de concebir un bebé o de llevar a buen término un embarazo luego de haber dado a luz de manera natural uno o más bebés en el pasado. De acuerdo a una encuesta realizada por el Centro Nacional de Estadísticas de la Salud, en el año 1995, 3.3 millones de mujeres Norteamericanas padecían infertilidad secundaria. Esta cifra demostraba un gran incremento, si se la comparaba con la arrojada por el censo llevado a cabo en el año 1988, en el cual se podía comprobar que 2.7 millones de mujeres estaban afectadas por esta clase de enfermedad.
A diferencia de aquellos que experimentan infertilidad primaria (cuando una pareja sin hijos es incapaz de concebir un bebé de manera natural), las parejas afectadas por infertilidad secundaria son menos propensas a someterse a tratamientos para mejorar o revertir la infertilidad. Ésto se debe a la falsa idea o creencia de que una vez que usted ha podido tener hijos, y por ende fue fértil, siempre lo será.
Los profesionales médicos que no están lo suficientemente bien capacitados en temas de infertilidad; en la mayor parte de los casos perpetúan esta falsa creencia. No es para nada extraño que se le recomiende a una pareja que sufre de infertilidad secundaria que siga tratando de concebir; ya que eventualmente podrán tener un bebé. A pesar de que este consejo podría llegar a ser verdadero en ciertos casos específicos -en la mayoría de los casos- un consejo como éste sólo agregaría más frustración y angustia en una pareja que estuviera padeciendo problemas de infertilidad.

¿Por Qué Ahora?

Las razones que podrían dar lugar a la infertilidad secundaria tienden a ser las mismas que las que provocan la infertilidad primaria. Desde que usted estuvo embarazada por última vez, usted o su pareja podrían haber sufrido un proceso infeccioso, podrían haber aumentado de peso, o comenzado a ingerir alimentos menos saludables.
Estos cambios en su estilo de vida, que parecerían ser ínfimos podrían provocar significativas repercusiones en su salud reproductiva. Por otro lado, si ya hubieran pasado varios años desde su último embarazo, su calidad ovocitaria podría haber comenzado a declinar, o quizás, el esperma de su pareja podría haber perdido las saludables cualidades que presentaba en el pasado. Las anormalidades espermáticas y los problemas asociados a la eyaculación son frecuentemente catalogados como dolencias pertenecientes a la categoría correspondiente a la infertilidad secundaria.
Otras explicaciones muy utilizadas para explicar la infertilidad secundaria son las siguientes:
¿Debería Concertar una Cita para Comentar y Tratar mi Problema con un Doctor?
Siempre sería una excelente idea el hecho de que acudiera  a un especialista en fertilidad si tuviera problemas para quedar embarazada. Si usted fuera menor de 35 años de edad, y hubiera mantenido relaciones sexuales de manera regular y sin protección y aún así no hubiera podido concebir, debería concertar una cita con su doctor de cabecera o con un especialista en tratar casos de infertilidad para comentarles su problema.
Si, por el contrario, usted fuera mayor de 35 años de edad, lo más recomendable sería que comenzara a investigar sobre el tema y a buscar ayuda después de que hubieran pasado sies meses teniendo relaciones sexuales de manera regular y sin protección con su pareja, sin poder quedar embarazada. No obstante, existen ciertas ocasiones en las que debería concertar la cita con el especialista lo antes posible.
En caso de que hubiera sufrido dos o más abortos espontáneos, tuviera períodos irregulares, y los mismos fueran extremadamente dolorosos, tuviera secreciones vaginales muy frecuentes o ardor vaginal inusual, o si su pareja estuviera experimentando una pérdida de su deseo sexual, tuviera eyaculaciones muy dolorosas, o sufriera de impotencia; debería concertar una cita con el especialista en fertilidad sin perder tiempo. Todos los síntomas indicados anteriomente son indicativos de problemas médicos que necesitan atención profesional antes de que comience a tratar de concebir un bebé.

Relaciones

Debido a que la infertilidad secundaria -por lo general- no es reconocida ni considerada un problema, muchas parejas se dan cuenta de que no logran encontrar el apoyo necesario proveniente de sus familiares y amigos. Muchas de ellas, incluso, pueden llegar a decubrir que la gente los critica y los considera ingratos y desagradecidos por no estar felices con los hijos que ya han tenido.
Es por ello, que muchas veces será necesario tomarse todo el tiempo posible para poder discutir calmadamente este problema con sus seres queridos y amigos, para que ellos/as comprendan por qué es tan necesario que les brinden, tanto a usted como a su pareja, su apoyo en este difícil momento de sus vidas.
A pesar de que los problemas de infertilidad casi siempre generan tensiones y estrés en cualquier clase de relación; la infertilidad secundaria puede llegar a ser especialmente frustrante y estresante. Las diferentes formas en que las personas afrontan y lidian con esta situación pueden variar.
La comunicación entre ellos puede llegar a interrumpirse, cuando uno de los miembros de la pareja no desea discutir el tema en lo absoluto; causando que el otro se sienta desolado y dejado de lado. El hecho de decidir si deberían someterse o no a algún tipo de tratamiento para mejorar la fertilidad, y cuánto desearían gastar en el mismo, podrían ser otros factores controversiales para las parejas en cuestión.
Sería realmente beneficioso buscar ayuda en la terapia, a fin de que tanto usted como su pareja puedan aprender a lidiar y a enfrentar de la mejor manera posible las emociones provocadas por la infertilidad secundaria. El hecho de unirse a un grupo de apoyo, especialmente conformado por personas que estuvieran experimentando su mismo problema podría ayudarlos a darse cuenta de que no son los únicos que están padeciendo infertilidad secundaria y atravezando por este angustioso momento de sus vidas. Es así que los grupos de apoyo han demostrado ser muy efectivos para ayudar a las personas a lidiar con sus problemas durante este período tan especial.
Aparte del hecho de tener que afrontar y lidiar con sus propios problemas de infertilidad y con los problemas de su pareja, usted también necesitará hablar del tema con su hijo/a o sus hijos/as -si tuviera más de uno/a- para que los mismos pudieran comprender lo que está sucediendo con sus padres, de la manera más apropiada.
No debería dejar de tener en cuenta que los niños son muy receptivos a todo lo que sucede en su entorno, es por ello que no sería realista pensar que su hijo/a no notará la tensa atmósfera que impera en su hogar. Déjeles saber sus sentimientos y anime a su hijo/a a expresar su opinión personal relacionada con este problema tan difícil de sobrellevar.
Con el apoyo y el asesoramiento apropiado, tanto usted como su pareja serán capaces de tomar las decisiones más adecuadas, tomando en consideración las necesidades y opiniones de todos los miembros de su familia.
Nuestro hijo no será un hijo único
No se trata tan solo del deseo de acrecentar la familia, ambos están de acuerdo que es mejor que su hija no sea única. „Nos hemos dado cuenta que Emily necesita un compañero de juegos para divertirse. Cada vez que organizamos una salida o un encuentro con nuestros amigos, siempre tenemos en cuenta en elegir a aquellos que también tengan hijos de edades similares, con los que Emily se pueda entretener. Un hermano-a cambiaría nuestra situación enormemente, ya que supondría para nuestra hija disponer de un amiguito las 24 horas del día y para nosotros, entre otras muchas ventajas,  tener la libertad de elegir las personas con las que nos encontramos sin ningún tipo de limitación.“

Llevamos unos dos años y medio intentando conseguir nuestro segundo hijo“, nos contaba Patrick (42), padre de la pequeña Emily (4 años). No hay nada que su mujer Karin y él desean más en el mundo que darle por fin un hermano-a a su hija.

fuente: http://espanol.pregnancy-info.net/infertilidad_secundaria.html
http://www.proyecto-bebe.es/infertilidad_secundaria.htm

martes, 25 de agosto de 2015

Conoce nuestra Junta Directiva

Ellas son las mujeres que de manera voluntaria trabajan con la Asociacion desde sus profesiones y habilidades ayudan a que generemos #concienciaEndometriosis



viernes, 21 de agosto de 2015

CELAGEM centro Benefactor apertura nueva Sede

Felicitaciones a Celagem Novafem por su nueva sede , aquí Muchas parejas de la Asociación harán realidad su sueño de ser padres.
CELAGEM centro benefactor de Asocoen



lunes, 10 de agosto de 2015

Infertilidad: Mini Guía para pacientes



INTRODUCCIÓN

 La infertilidad se define normalmente como la incapacidad de lograr un embarazo luego de un año de coito sin protección. Si ha estado intentando concebir durante más de un año, debe considerar una evaluación de infertilidad. Sin embargo, si tiene más de 35 años, debe comenzar una evaluación de infertilidad luego de unos seis meses de coito sin protección en lugar de un año, para no demorar un tratamiento que posiblemente necesita. Si tiene una razón para sospechar que existe un problema, debe buscar atención antes. Por ejemplo, si tiene ciclos menstruales muy irregulares (lo cual puede indicar que no ovula o libera óvulos), o si usted o su pareja tienen problemas conocidos de fertilidad, probablemente no deba esperar un año entero antes de buscar tratamiento. Si usted y su pareja no han podido tener un hijo, usted no está sola. Al menos una de cada siete parejas tiene problemas para concebir. Durante este periodo, es normal tener sentimientos de frustración, celos, enojo y estrés. Sin embargo, una vez que comience a explorar sus alternativas médicas, verá que los tratamientos para la fertilidad ofrecen más esperanza que nunca de lograr un embarazo exitoso. La gran mayoría de las pacientes que buscan atención de un especialista en fertilidad logran su objetivo de quedar embarazadas.

Su ginecólogo de cabecera puede realizar la primera evaluación de fertilidad, o puede escoger ser evaluada por un especialista en infertilidad. Es importante que encuentre un médico en quien confíe o con quien se sienta cómoda. Algunos obstetras/ginecólogos generales tienen un interés especial en el tratamiento de la infertilidad.

Una vez que haya escogido un médico capacitado, usted y su pareja serán sometidos a una serie de pruebas. A veces esto puede requerir una importante dedicación de tiempo y energía por su parte, pero los resultados son invaluables. Antes de que se realicen estas pruebas, el médico le hará preguntas y revisará cualquier antecedente que usted y su pareja pudieran tener de una evaluación de infertilidad.

Su médico revisará sus antecedentes y le hará preguntas a usted y a su pareja para ayudar a identificar posibles causas de su dificultad para concebir. En la primera visita típica, el médico le preguntará sobre la frecuencia y la regularidad de su periodo menstrual, posibles dolores pélvicos, flujo o sangrado vaginal anormales, antecedentes de infección pélvica y enfermedades médicas. Espere preguntas acerca de embarazos, abortos espontáneos, cirugías y métodos anticonceptivos previos. A su pareja se le harán preguntas acerca de lesiones genitales, cirugías, infecciones, uso de fármacos o medicamentos, antecedentes de tener otros hijos y enfermedades médicas previas. Se les preguntará cuánto hace que intentan concebir, cuán a menudo tienen coito, si utilizan lubricantes durante el coito y si alguien en alguna familia tiene defectos congénitos. Su médico necesitará conocer los antecedentes sexuales y reproductivos completos de usted y su pareja, incluyendo cualquier relación previa. Como más del 25% de las parejas infértiles tienen más de un factor que causa la infertilidad, es muy importante evaluar todos los factores que puedan afectarla a usted y a su pareja.

EL PROCESO DE LA CONCEPCIÓN


 Para poder entender las pruebas y los tratamientos de fertilidad que se le ofrecen es importante entender cómo ocurre la concepción normalmente. Primero, su ovario debe liberar un óvulo (ovular), que debe ser recogido por la trompa de Falopio. Los espermatozoides deben viajar a través de la vagina, hacia el útero y luego subir por la trompa de Falopio para fertilizar el óvulo. La fertilización normalmente ocurre en la trompa de Falopio. Luego, el óvulo fertilizado, o embrión, viaja hacia abajo por la trompa de Falopio hasta el útero, donde se implanta en el endometrio y se desarrolla (Figura 1). Si ocurre un problema en cualquier parte del proceso, puede causar infertilidad. 

FACTORES DE LA FERTILIDAD


 El factor ovulatorio


 Los problemas con la ovulación son causas comunes de la infertilidad y representan cerca del 25% de todos los casos de infertilidad. La ovulación involucra la liberación de un óvulo maduro de uno de los ovarios. Luego de la ovulación, el ovario produce la hormona progesterona. Durante los 12 a 16 días previos al comienzo de la menstruación, la progesterona prepara el endometrio en un entorno óptimo para la implantación y la nutrición del óvulo fertilizado. Si tiene ciclos menstruales regulares, probablemente está ovulando. Los ciclos que duran aproximadamente entre 24 y 34 días (entre el comienzo de un periodo y el comienzo del siguiente) normalmente son ovulatorios. Si únicamente tiene un periodo cada varios meses o no tiene periodos, probablemente no esté ovulando o lo esté haciendo en forma poco frecuente.

Para predecir la ovulación antes de que ocurra, para planificar el coito o una inseminación, por ejemplo, puede usar un kit de predicción de la ovulación de venta libre. Estos kits de análisis de orina están diseñados para detectar el pico de hormona luteinizante (LH) que ocurre justo antes de la ovulación. El pico de LH estimula a uno de los ovarios para que libere un óvulo y produzca progesterona. Los kits de predicción de la ovulación normalmente detectan el pico de LH un día o un día y medio antes de la ovulación, lo cual proporciona a la pareja un aviso anticipado de que se liberará un óvulo (ovulación). Sin embargo, no todas las mujeres que ovulan tienen picos de LH que puedan ser detectados con estos kits. Puede que estos kits le parezcan difíciles de usar y frustrantes. Además, ocasionalmente se obtienen resultados falsos positivos y falsos negativos.

Su médico puede realizar una ecografía pélvica para evaluar la ovulación, pero esto no se realiza en forma rutinaria. Este examen puede indicar si sus ovarios producen folículos. Los folículos son sacos llenos de líquido ubicados justo debajo de la superficie del ovario que contienen los óvulos inmaduros. Una ecografía también puede ayudar a documentar el colapso de un folículo y la consecuente liberación de líquido, que indica la liberación de un óvulo. Si usted no está ovulando, su médico puede indicar pruebas especiales para determinar la razón y luego prescribir ciertos fármacos para inducir la ovulación. Sus antecedentes médicos y un examen físico ayudarán a determinar qué pruebas son adecuadas. Hay medicamentos disponibles tanto orales como inyectables para ayudar a inducir la ovulación.

El factor de la edad


 Demorar el embarazo es una decisión común entre las mujeres de la sociedad de hoy. En los últimos años, ha aumentado el número de mujeres a finales de sus treinta o en sus cuarenta que intentan el embarazo. Si ha decidido demorar el embarazo, debido a su educación o su trabajo, por ejemplo, puede que no haya tenido en cuenta que su fertilidad comienza a disminuir en forma significativa a finales de sus treinta o en sus cuarenta. Algunas mujeres incluso empiezan a experimentar una disminución en su fertilidad a finales de sus veinte o a principios de sus treinta. La fertilidad disminuye con la edad porque quedan menos óvulos en sus ovarios, y la calidad de los óvulos que quedan es menor que cuando usted era más joven. Ahora existen análisis de sangre para determinar su reserva de óvulos, un término que refleja la relación entre su edad y su potencial de fertilidad. En el más simple de estos análisis, se miden las hormonas hormona foliculoestimulante (FSH) y estradiol en el segundo, tercer o cuarto día de su periodo menstrual. Un nivel de FSH elevado indica que sus probabilidades de quedar embarazada pueden ser menores que las que normalmente se esperan para su edad, en particular si tiene 35 años o más. Además, también puede solicitarse la medición del nivel de AMH (hormona antimulleriana) para ofrecer información adicional sobre su reserva de óvulos. Un nivel de AMH más bajo indica menor reserva de óvulos. Un nivel de FSH anormalmente alto o un nivel de AMH anormalmente bajo no significan que usted no tenga posibilidades de concebir exitosamente. Sin embargo, pueden indicar que las tasas de éxito pueden ser más bajas, que se justifiquen tratamientos más agresivos o que pueden ser necesarias dosis de medicamentos más altas. Otra alternativa que se usa comúnmente para detectar la reserva de óvulos es el uso de una ecografía transvaginal para determinar el recuento de folículos antrales (RFA), que es un procedimiento en el que se cuenta cada folículo de ambos ovarios. Un RFA se realiza durante los primeros 3 o 4 días del ciclo menstrual. 11 Las mujeres mayores de edad tienden a tener menor respuesta a los medicamentos de fertilidad y una tasa de aborto espontáneo mayor que la de las mujeres más jóvenes. La probabilidad de tener un embrión con cromosomas anómalos, como uno con síndrome de Down, también aumenta con la edad. Debido al marcado efecto de la edad en el embarazo y en las tasas de natalidad, es común que las parejas más viejas comiencen los tratamientos de fertilidad antes y, en algunos casos, consideren tratamientos más agresivos que las parejas más jóvenes. Los posibles tratamientos para la infertilidad relacionada con la edad en las mujeres incluyen el uso de fármacos de fertilidad más IIU o FIV.

El factor cervical/uterino 


Las condiciones en el cuello uterino, que es la parte inferior del útero, pueden tener un impacto en su fertilidad, pero rara vez son la única causa de la misma. Es importante que su médico sepa si usted se ha realizado anteriormente biopsias, como una biopsia de cono, cirugías, “congelamiento” o tratamiento láser del cuello uterino (LEEP), si tuvo pruebas de Papanicolaou con resultados anómalos o si su madre tomaba dietilestilbestrol (DES) mientras estaba embarazada. Esto es para determinar si existe un problema con su cuello uterino. Los problemas del cuello uterino normalmente se tratan con antibióticos, hormonas o mediante IIU. La prueba de HSG, que se usa a menudo para estudiar las trompas de Falopio, también puede revelar defectos en el interior de la cavidad uterina, que es el espacio hueco en el interior del útero donde se implantaría y desarrollaría un embrión.

 Normalmente la HSG se realiza luego de que termine su periodo y antes de la ovulación. Algunas anomalías uterinas que pueden detectarse son la presencia de tejido cicatricial, pólipos 12 (aglomeraciones del endometrio) o fibromas y una forma anómala de la cavidad uterina. Los problemas en el interior de su útero pueden interferir con la implantación de un embrión o pueden aumentar la incidencia de los abortos espontáneos. Una histeroscopía, una intervención quirúrgica menor, mínimamente invasiva y sin incisiones, puede ser necesaria para evaluar en más detalle y posiblemente corregir problemas en la estructura uterina.

Infertilidad sin explicación


 En aproximadamente el 10% de las parejas que tratan de concebir, todas las pruebas anteriores dan resultados normales y no hay una causa fácilmente identificable de infertilidad. En un porcentaje mucho más alto de parejas, se encuentran únicamente anomalías leves que no deberían ser lo suficientemente graves como para provocar infertilidad. En estos casos, se habla de infertilidad “sin explicación.” Las parejas con infertilidad sin explicación pueden tener problemas con la calidad de los óvulos, la fertilización, el funcionamiento de las trompas o el funcionamiento de los espermatozoides que son difíciles de diagnosticar o tratar. Se han utilizado fármacos para la fertilidad e IIU en parejas con infertilidad sin explicación con escaso éxito. Si no se produce el embarazo luego de tres a seis ciclos de tratamiento, puede recomendarse la FIV, que ha mostrado ser el tratamiento más efectivo para la infertilidad sin explicación.

fuente:  AMERICAN SOCIETY FOR REPRODUCTIVE MEDICINE 1209 MONTGOMERY HIGHWAY BIRMINGHAM, ALABAMA 


martes, 4 de agosto de 2015

Un mundo para nosotras

Imagínense un mundo en donde nos atiendan con un protocolo para Endometriosis en Urgencias y no nos manden solo con un analgésico para la casa, un mundo en donde el tratamiento sea integral y 100% cubierto por el plan obligatorio de salud, un mundo donde los especialistas estén sensibilizados y nos den un trato digno para nuestra enfermedad y no solamente digan que solo es un dolor ,que no exageremos.......pues ese mundo es posible, si todas aportamos nuestro granito de arena......... y como?

Síguenos en redes sociales, suscribete a nuestro blog, dale me gusta a nuestra fanpage, replica nuestros mensajes, participa en nuestra firmaton pero sobre todo CARNETIZATE, así evidenciaremos que estamos organizadas pero sobre todo unidas y listas para presentar a finales de este mes nuestro PROYECTO DE LEY ENDOMETRIOSIS.

Contamos con tu apoyo, es por todas nosotras y futuras generaciones.

Un endoabrazo
Luz Marina Araque
Fundadora Asocoen