martes, 12 de septiembre de 2017

Beneficios de la quiropráctica para aliviar condiciones ginecológicas





Normalmente, el cuidado quiropráctico se relaciona con el alivio para el dolor de cuello o de espalda baja. Y aunque, ciertamente, esa es una de sus funciones principales, la realidad es que hay muchos otros problemas de salud en los que esta disciplina de la salud puede ayudar. Entre ellos, los relacionados a problemas de infertilidad de la mujer, dolores menstruales, irregularidad en el ciclo y otras patologías ginecológicas.
Un ajuste quiropráctico es un toque suave y preciso que el quiropráctico realiza sobre la columna, dirigido a corregir la subluxación vertebral, o vértebras desalineadas que causan interferencia neurológica, explica el doctor Goar Blanco. Precisamente, el quiropráctico señala que los problemas de fertilidad pueden estar relacionados con un mal funcionamiento del sistema nervioso, estrés y cualquier anomalía que interfiera con el funcionamiento normal entre el hipotálamo, la hipófisis y los ovarios. Es decir, entre el sistema nervioso y el sistema endocrino.
“Cuando esto pasa puede ocurrir una alteración en la secreción hormonal y, paralelamente, un trastorno de fertilidad y otros problemas ginecológicos”, agrega Blanco.
En eso coincide el doctor José Calbetó, quien dice que algo común entre mujeres con problemas de fertilidad es que sufren de estrés, ansiedad y depresión. De hecho, cita a un estudio japonés en el que se menciona que el 40% de las mujeres con este problema sufren de estas condiciones.
“Los ajustes quiroprácticos bajan la ansiedad y estrés, lo que es importante ya que lo contrario ha mostrado ser contraproducente no solo en la mujer que quiere caer embarazada, pero también en la relación con su marido ya que pasan esa ansiedad a su pareja”, añade Calbetó, tras resaltar la importancia de que el quiropráctico y el ginecólogo se mantengan en contacto “para estar en la misma página y conocer lo que está pasando con el paciente”.
Interferencias que alteran
Según explica Blanco, en el ciclo menstrual de la mujer se desarrollan una serie de cambios que están destinados a preparar el organismo para la fertilidad. Y algunas partes del cuerpo hacen que esto sea posible. Entre ellas, el cerebro, la glándula pituitaria, el útero, los ovarios y las trompas de Falopio, entre otros.
“Pero para que todo esto funcione, necesitamos que el sistema nervioso pueda propiciar que todos estos sistemas operen adecuadamente, porque todo está conectado a través de una serie de cables eléctricos o nervios que, a su vez, envían impulsos nerviosos al cerebro, lo que hace que ese hipotálamo libere hormonas que pueden ser estimulantes para segregar o inhibir otras hormonas”, explica Blanco.
Por eso, cuando ese vínculo entre el sistema nervioso y el sistema endocrino no funciona, la mujer no sale embarazada, indica.
“Usualmente lo que ocurre es que al haber un sistema nervioso que está alterado, hay una subluxación vertebral o una interferencia nerviosa, específicamente en esa área lumbar, donde todas esas conexiones nerviosas van a relacionarse con el sistema reproductivo de la mujer, impide que el hipotálamo pueda segregar las hormonas necesarias y ocasiona que haya un trastorno en ese ciclo menstrual”, señala Blanco.
Obviamente, agrega Calbetó, todos los casos son diferentes y puede haber otras causas relacionadas con este problema. Pero recuerda el caso de una paciente que había estado por más de siete años tratando de quedar embarazada. Hasta que, según dice, decidió ir a su oficina para ajustes, además de seguir un plan de nutrición con un médico naturopático. “Al cabo de dos semanas de estarla atendiendo nos dejó saber que había salido embarazada. Es una de esas cosas de la vida que uno no puede comprobar científicamente, pero si le preguntas a la persona te dirá que no hay un minuto de su vida que se arrepienta de haber tratado la quiropráctica”, agrega Calbetó.
De la misma forma se expresa Blanco, quien también cuenta el caso de una paciente que tampoco podía salir embarazada, además de tener dolor recurrente en la región lumbar debido a una accidente.
“La puse en un programa de ajuste quiropráctico y al poco tiempo pudo salir embarazada. Pero tenemos que poner esto en justa perspectiva, no estoy diciendo que todas las infertilidades son ocasionadas por eso, pero hay una posibilidad de que pueda ayudar a que esa mujer pueda caer embarazada si hacemos unos ajustes en la espalda”, agrega.
Cómo trabaja
Tanto Blanco como Calbetó coinciden en que la quiropráctica puede ayudar con todos esos problemas ginecológicos debido a que en la práctica, al cuidar el sistema nervioso, se detectan y corrigen las interferencias nerviosas o subluxaciones a fin de reconectar el cerebro con el resto del cuerpo, lo que permite el buen funcionamiento de cada órgano.
“Lo que estamos buscando es, específicamente, en el área lumbar, qué distorsiones hay, por ejemplo en la pelvis, en el sacro o en las vértebras lumbares, lo que causa que esas fibras nerviosas que pasan por ahí estén alteradas”, sostiene Blanco.
Según explica, la columna vertebral tiene una parte cervical y otra parte lumbar, pero en estos casos se concentran en la parte lumbar que es donde esas ramificaciones nerviosas van a esos órganos en particular.
Ese mismo principio de tratamiento también funciona para otras condiciones, afirma Blanco. De hecho, destaca que, además del ciclo menstrual, a través del ajuste quiropráctico también se puede estimular el sistema nervioso y de esa manera ayudar en muchas de las dolencias que afectan a la mujer.
“Por ejemplo, el síndrome premenstrual (PMS), dolores crónicos, inflexibilidad en la columna, dolor de cabeza tipo migraña, náuseas, dolores del nervio ciático, dolor del nervio ciático. Esos ajustes pueden estimular el sistema nervioso, quitar esa interferencia o subluxaciones y ayudar entonces a que esos síntomas desaparezcan, aliviar, o que el paciente tenga menos síntomas y menos incapacidad”, comenta el especialista.
Cabe resaltar que normalmente, si la mujer tiene dolor lumbar, la tendencia es a buscar ayuda con el quiropráctico.
Pero Blanco también destaca que se debe entender que ese dolor puede ser lo que ellos llaman “viscero-somático”, que manda un mensaje a través de los músculos y éste, por ejemplo se contrae y produce dolor o se puede representar como un dolor músculo esqueletal.
“Si trabajamos esa área y buscamos específicamente en esa región lumbar, podemos detectar lo que nosotros llamamos subluxaciones o irritación del sistema nervioso”, indica el quiropráctico.
En ese sentido, advierte sobre cómo la columna puede sufrir, ya sea por situaciones estresantes, accidentes, caídas y malas posiciones, entre otras situaciones.
“Los aparatos electrónicos hoy día también están causando una serie de distorsiones en el área de los hombros y el cuello; mucha presión en la región cervical, dolor de cabeza tipo tensional, adormecimiento de brazos y hasta cambios de carácter. Con el ajuste lo que queremos es tratar de que se utilicen menos medicamentos y se vaya a la causa estructural del problema para que la persona pueda funcionar mejor”, recomienda Blanco.
Precisamente, dice que esos ajustes pueden estimular el sistema nervioso, eliminar esa interferencia o subluxación y ayudar entonces a que los síntomas desaparezcan o se alivien, comenta el especialista, tras destacar la importancia de la prevención.
Por eso también recomienda que las personas se hagan sus ajustes quiroprácticos, por lo menos una vez al mes, para ayudar a prevenir posibles problemas. Sin embargo, si está en un ambiente de mucha tensión, se aconseja que se hagan más seguidos.
Según explica Blanco, el ajuste quiropráctico va directamente a buscar áreas en la columna vertebral, específicamente a la región lumbar -las vértebras del L1 a la L5- que es la parte donde descansa el sacro, un huesito triangular que se conecta con las dos caderas. También menciona los discos, entre medio de las vértebras, pequeños cojines que se pueden inflamar o herniar y producir síntomas.
“En el ajuste, buscamos esa interferencia y utilizando técnicas, ya sean manuales, con instrumentos o láser frío y procedemos a ir directamente a estimular ese sistema nervioso para aliviar la inflamación o la subluxación”, econcluye Blanco.

fuente:http://www.elnuevodia.com/estilosdevida/saludyejercicios/nota/beneficiosdelaquiropracticaparaaliviarcondicionesginecologicas-2315034/

jueves, 31 de agosto de 2017

Venas varicosas en pelvis- El Síndrome de Congestión Pélvica (SCP)

El Síndrome de Congestión Pélvica (SCP) aqueja del 10 al 15 % de las Mujeres 





El Síndrome de Congestión Pélvica es una causa frecuente de dolor crónico en el bajo vientre, el cual es producido por el desarrollo de venas varicosas alrededor del útero y los ovarios.
Esta enfermedad infra diagnosticada afecta el 10-15% de las mujeres entre 18 y 50 años, generalmente multíparas.



El doctor Francisco de la Cruz, especialista en Angiología Cirugía vascular y Endovascular del Centro de Diagnóstico Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat), explica que las venas varicosas en la pelvis se deben principalmente a reflujo por incompetencia y, aunque la causa es incierta, se describen la ausencia congénita de válvulas en las venas gonadales, efectos hormonales, tensiones mecánicas (como el embarazo) obstrucción en el drenaje de la vena (síndrome de Nutcracker o síndrome de May-Thurner) así como la compresiónextrínseca de la vena, como es el caso de la endometriosis, tumores o lesiones post-traumáticas.
“El síndrome se presenta clínicamente con dolor pélvico crónico, sensación de pesadez, dolor con las relaciones sexuales (dispareunia) y dolor importante con la menstruación (dismenorrea). También podría acompañarse de dolor al orinar y estreñimiento”, señala el galeno.
Añade que los síntomas pueden aparecer durante o después de un primer embarazo y empeora con los siguientes embarazos.
El dolor es, sobre todo, del lado izquierdo de la pelvis, aunque podría ser bilateral; su gravedad suele ser variable, empeora con las posturas que aumentan la presión intra abdominal (caminar y estar de pie mucho tiempo) y mejora al acostarse.
El diagnóstico de esta patología la realiza el ginecólogo pero su tratamiento continúa bajo el referimiento a un cirujano endovascular. El rol de un especialista endovascular en dicho tratamiento surge por su pericia en el tratamiento de las venas y el sistema circulatorio. Si sufre de esta condición, es posible que en su evaluación y exploración física puedan encontrar varices en la vulva, región perianal, glúteos y en cara posterior y lateral de los muslos.
El síndrome de congestión pélvica puede ser responsable de un 17% de las varices en las piernas y hasta un 30% de las que aparecen nuevamente (recidivas varicosas) después de ser operadas.
Su diagnóstico
El doctor De la Cruz explica que el diagnóstico se realiza con la historia clínica, los hallazgos en la exploración física y pruebas de imagen. La flebografía es considerada la prueba diagnóstica por excelencia pero es invasiva. Como alternativa no invasiva está la Ecografía Doppler, la cual es inocua, reproducible y ampliamente disponible.
Esta puede ser abdominal o transvaginal. “Con esta prueba podemos ver directamente las varices pélvicas, medir el diámetro de las venas gonadales y su reflujo”, detalla.
El tratamiento
El especialista destaca que la Tomografía Axial Computarizada y la Resonancia Magnética son pruebas de imagen también muy utilizadas para el diagnóstico, debido a que permiten descartar otras causas de los síntomas (tumores, endometriosis, entre otros) así como planificar lo requerido para el tratamiento endovascular.
El especialista endovascular explica que el tratamiento consiste en la prescripción de medicamentos que ayudan a mejorar la función fisiológica de la vena, disminuyendo el reflujo y la congestión venosa, mejorando así los síntomas.
Cuando se debe operar
El especialista manifestó que su tratamiento definitivo es quirúrgico; inicialmente se realizaba ligadura de las venas gonadales por cirugía abierta o laparoscópica, pero se trata de un procedimiento muy invasivo. Agrega que atualmente, el tratamiento por excelencia es la cirugía endovascular (mediante embolización o esclerosis transcateter) debido a que es mínimamente invasivo, se realiza bajo anestesia local y no precisa ingreso hospitalario.
El médico comenta que, con estos procedimientos, en más del 80% de los casos los síntomas se resuelven por completo o parcialmente durante los primeros 6 meses.

FISIONOMIA Y PATOLOGIA

Existen tres variables fisiopatológicas que ayudan a entender y enfrentar el SCP asociado a vá- rices pélvicas: las características especiales del gran complejo venoso pélvico, el componente hormono-dependiente de la enfermedad y la fisiología venosa pélvica en la mujer.

1) La pelvis femenina presenta gran complejidad en su parte vascular con abundantes plexos anastomóticos de tipo venoso de los diferentes componentes viscerales de la pelvis y con escasez de válvulas. Estas características ayudan a entender la complejidad y manifestaciones clínicas del SCP asociado a enfermedad varicosa.

2) El SCP es una condición específica de la mujer premenopáusica (6). Se considera que debe existir una disfunción endocrina de base, aunque las titulaciones hormonales no sean anormales. La morfología ovárica asociada se caracteriza por múltiples folículos (ovario multiquístico) visualizados en el estroma ovárico con volumen ovárico normal, en contraste con el síndrome de ovario poliquístico.

3) Las venas pélvicas son particularmente susceptibles a dilatarse, tanto en estado gestante como no gestante , asociado no solo a la teórica insuficiencia valvular, sino como resultado de anomalías genéticas, alteraciones de la estructura de colágeno de la pared venosa , venas de pared finas sin apoyo y que tienen fijación muy débil entre su adventicia y el tejido conectivo de sostén , lo que las hace únicas en comparación a las otras venas del cuerpo.

TECNICAS DIAGNOSTICAS

Para la confirmación del diagnóstico de síndrome de congestión pélvica se requiere observar las venas de la pelvis engrosadas (más de 5 mm) con flujo pobre en su interior, por lo cual se requieren pruebas imagenológicas dinámicas, siendo la venografía la prueba de oro para el diagnóstico del SCP, con el gran inconveniente de que es un examen invasivo. La venografía puede ser transuterina o transfemoral selectiva.

TRATAMIENTO

El principal factor relacionado con el éxito del tratamiento del SCP es realizar el diagnóstico adecuado y el tratamiento más efectivo y duradero con la menor incidencia de efectos adversos. La decisión terapéutica más útil se obtiene con una anamnesis completa, exploración física exhaustiva, métodos diagnósticos precisos, confirmación de enfermedades asociadas y, posteriormente, dirigir el tratamiento médico o quirúrgico a seguir. 



fuente:
http://eldia.com.do/venas-varicosas-en-pelvis-causa-males-en-la-mujer/
http://www.scielo.org.co/pdf/cesm/v26n1/v26n1a06.pdf
fuente foto: http://radiologiavascularmalaga.blogspot.com.co/2014/02/embolizacion-venosa-en-el-sindrome-de.html
 Publicidad

jueves, 3 de agosto de 2017

martes, 18 de julio de 2017

Grupo de apoyo en Medellin Julio 2017

ASOCOEN invita a sus afiliadas y seguidoras, pacientes en la ciudad de MEDELLIN al grupo de apoyo de la Asociacion Colombiana de Endometriosis e Infertilidad mañana miércoles 19 de Julio.

" PERTENECER A UN GRUPO DE APOYO DURANTE EL PROCESO DE LA ENFERMEDAD" es vital para el paciente.
Endometriosiscolombia@gmail.com
https://www.facebook.com/EndometriosisColombia/


viernes, 9 de junio de 2017

Endometriosis y cancer

Se encuentran mutaciones somáticas relacionadas con el cáncer en lesiones de pacientes con endometriosis

Un reciente estudio publicado en el New England Journal of Medicine acaba de revelar la presencia de mutaciones somáticas, no heredadas, en las lesiones de mujeres con endometriosis. Algunas de las mutaciones encontradas se localizan en genes promotores del cáncer, lo que podría haber conferido a estas células características especiales.

La endometriosis es una condición que se produce cuando las células que recubren el útero crecen en otras regiones del cuerpo, principalmente ovarios y trompas de Falopio, aunque también en otras regiones como los intestinos, recto, zona pélvica o vejiga. Debido a su origen celular, aun estando fuera del útero, estas células responden a las hormonas y forman lesiones que aunque no son cancerosas, pueden provocar dolor y otros síntomas.

Cerca del 10% de las mujeres en edad reproductiva y hasta un 50% de las mujeres con dolor abdominal y problemas de infertilidad presentan endometriosis, lo que la convierte en un problema de salud importante. Los tratamientos hormonales previenen que la endometriosis se agrave en algunas mujeres. No obstante, no todas responden positivamente y  en algunos casos es necesario recurrir a cirugía para eliminar las lesiones (sin que ello conlleve curar la enfermedad), con el consiguiente riesgo para las pacientes.
Aunque el origen de la endometriosis se desconoce, tradicionalmente se ha considerado que se producía cuando el tejido endometrial normal fluye de forma retrógrada por las trompas de Falopio hacia la cavidad abdominal, durante la menstruación. No obstante, hasta el momento no se había tenido en cuenta si las células endometriales afectadas habían sufrido algún tipo de mutación en su ADN que les confiriera sus características especiales.
endometriosis y cáncer
Los investigadores estaban interesados en determinar si las lesiones producidas por endometriosis presentaban mutaciones en genes relacionados con el cáncer. Lesión de endometriosis en la pared de la trompa de Falopio. Imagen: Ed Uthman (CC BY 2.0, https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/).
El objetivo del trabajo era determinar si las lesiones benignas observadas en la endometriosis presentaban mutaciones en genes relacionados con el cáncer, dado que estas lesiones recapitulan algunas características de las neoplasias malignas como es la invasión de tejidos y la resistencia a la apoptosis.
Los investigadores secuenciaron el exoma o parte codificante del genoma en lesiones endometriales graves obtenidas de 24 pacientes y lo compararon con el genoma de tejido normal. De este modo detectaron que 19 de las 24 pacientes (un 79%)  presentaban mutaciones somáticas. El equipo encontró que cinco de las lesiones tenían mutaciones en genes promotores del cáncer, concretamente en los genes ARID1APIK3CAKRAS y PPP2R1A. En algunos pacientes, incluso, se encontró la misma mutación en diferentes lesiones. Además, en una muestra independiente de lesiones de 12 pacientes, los investigadores encontraron mutaciones en el gen KRAS en las lesiones de 3 de ellas. En todos los casos, las mutaciones identificadas se localizaban en la parte epitelial de la lesión analizada, no en el estroma.
Los resultados del trabajo cuestionan la tradicional visión de la endometriosis como crecimiento de células normales y plantea que la aparición de mutaciones podría haber modificado el destino de éstas células, favoreciendo ciertas características. “Nos sorprendió encontrar genes asociados al cáncer en estas muestras benignas de endometriosis porque estas lesiones no se convierten típicamente en cáncer,” señala Nickolas Papadopoulos, responsable de la secuenciación de las muestras y uno de los autores del trabajo. “No entendemos todavía por qué estas mutaciones ocurren en estos tejidos, pero una posibilidad es que podrían proporcionar a las células ventajas para su crecimiento y diseminación.”
El estudio abre el camino a la identificación de marcadores molecularesque permitan distinguir los diferentes tipos de endometriosis. Imagen: National Human Genome Research Institute.
El estudio podría abrir el camino hacia la identificación de marcadores moleculares que permitan distinguir los diferentes tipos de endometriosis, así como su pronóstico. “Nuestro descubrimiento de estas mutaciones es un primer paso en el desarrollo de un sistema basado en la genética para clasificar la endometriosis y para que los clínicos puedan resolver qué formas del desorden necesitarían un tratamiento más agresivo y cuáles no,” manifiesta Ie-Ming Shih, profesor en la Universidad Johns Hopknis y uno de los directores del trabajo.
Los investigadores señalan la necesidad de llevar a cabo análisis más profundo de mutaciones en pacientes bien caracterizados clínicamente para mejorar el conocimiento de las bases moleculares que intervienen en el desarrollo de la endometriosis. Además, a la vista de los resultados, reconocen la utilidad de utilizar en el estudio de la endometriosis las mismas aproximaciones utilizadas en cáncer.  De momento, el equipo de Shih está trabajando para determinar si la presencia de mutaciones correlaciona con la evolución en las pacientes.
Investigación original: Anglesio MS, et alCancer-Associated Mutations in Endometriosis without Cancer. NEJM. 2017. Doi: http://dx.doi.org/10.1056/NEJMoa1614814
Fuente: Gene Sequencing Study Reveals Unusual Mutations in Endometriosishttp://www.hopkinsmedicine.org/news/media/releases/gene_sequencing_study_reveals_unusual_mutations_in_endometriosis

jueves, 25 de mayo de 2017

Sí, la histerosalpingografía puede curar la infertilidad

Un estudio sobre más de mil mujeres concluye que la histerosalpingografía con contraste de aceite etiodizado puede revertir la infertilidad en determinados casos.

Las parejas infértiles cuentan con una nueva oportunidad para conseguir el embarazo antes de tener que recurrir a la fecundación in vitro (FIV). En realidad, se trata de una técnica bien conocida por los ginecólogos, la histerosalpingografía, que se emplea desde hace un siglo en el diagnóstico de los trastornos de la fertilidad. Se sospechaba que podía contribuir a mejorar los casos de subfertilidad, pero ahora se publica un estudio que lo confirma y además, indica con qué contraste resulta más útil.

Ben Mol, profesor de Ginecología y Obstetricia en el Instituto de Investigación Robinson en la Universidad de Adelaida, en Australia. (DM)

El ensayo está dirigido por Ben Mol, profesor de Ginecología y Obstetricia en el Instituto de Investigación Robinson en la Universidad de Adelaida, en Australia. Bajo el nombre de estudio H2Oil, el proyecto ha comparado los efectos de la histerosalpingografía con una solución basada en agua o bien con aceite etiodizado (Lipiodol), administrada en las trompas de Falopio de pacientes infértiles.
Del grupo de mujeres que se sometió la técnica con la solución acuosa, un 29 por ciento quedó embarazada en los seis meses siguientes, frente a un 40 por ciento de las que recibieron el contraste de aceite etiodizado.
"Las tasas de éxito de embarazo fueron significativamente mayores en el grupo del Lipiodol y solo con un tratamiento. Es un resultado importante para las mujeres a las que no les queda más recurso que el fecundación in vitro. Ofrece una nueva esperanza para las mujeres infértiles", dice Mol. El investigador, por cierto, ha contado que nació gracias a esta técnica en principio diagnóstica: "Mi madre, tras considerarse infértil durante nueve años, pudo concebir después de someterse a una histerosalpingografía con Lipiodol. Yo no lo supe hasta empezar este estudio, cuando mi familia me contó lo que había pasado".

¿Por qué?

Este hallazgo se ha alcanzado tras estudiar a 1.119 mujeres del referido centro en Australia y también del Centro Médico Universitario VU en Holanda, donde han dirigido este estudio Kim Dreyer y Velja Mijatovic, del Departemento de Medicina Reproductiva.
La gran pregunta ahora es el porqué de la eficacia de esta técnica. "La verdad es que aún no entendemos por qué hay un beneficio, solo que existe, en particular para las mujeres que no tienen otros síntomas de infertilidad tratables", apunta Mol, para quien se impone más investigación con la que desvelar los mecanismos que subyacen.
"De momento, considerando que la técnica se ha empleado durante cien años sin efectos secundarios conocidos, pensamos que es un tratamiento viable para la infertilidad antes de iniciar una FIV". Los autores también destacan que el estudio no ha sido financiado por la compañía que desarrolla el Lipiodol, sino por el Consejo nacional de Investigación Médica y Sanitaria (Nhmrc).

fuente: http://ginecologia-y-obstetricia.diariomedico.com/index.php/services/registro/?step=1 

lunes, 1 de mayo de 2017

¿Qué es el síndrome de ovario poliquístico?

Una de las causas más frecuentes de infertilidad en la mujer es el síndrome de ovario poliquístico, el cual provoca distintos problemas a la salud.
De acuerdo a la Enciclopedia Médica de Estados Unidos, este síndrome es el desequilibrio de las hormonas sexuales en la mujer, lo que dificulta a los ovarios liberar óvulos completamente desarrollados.
Cuando se padece el síndrome, los estrógenos, progesterona y andrógenos se alteran, lo que ocasiona infertilidad, aumento de peso o crecimiento excesivo de vello corporal.
La Universidad Americana de Obstetricia y Ginecología, explica que las mujeres que lo padecen, no pueden liberar óvulos maduros, pues éstos permanecen en los ovarios recubiertos por una pequeña cantidad de líquido.

Qué lo ocasiona?

La Organización Mundial de la Salud (OMS), informa que ente el 4 y 8% de mujeres en el mundo padecen el síndrome de ovario poliquístico.
La clínica Mayo de Minnesota en Estados Unidos, indica que las causas no están bien definidas, aunque está relacionado con un componente genético. Si la madre lo tiene, el riesgo de que lo padezca la hija es mayor.
Asimismo, la facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile, asegura que se ha relacionado con el exceso de insulina en el cuerpo, ya que incrementa la producción de testosterona que ocasiona algunos de los síntomas.

¿Cuáles son los síntomas?

No todas las mujeres presentan los mismos síntomas e incluso, pueden tener variaciones con el tiempo.
El Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos, indica que algunos de los más comunes son:
  • Vello corporal extra en el pecho, abdomen y cara
  • Acné
  • Aumento de peso
  • Periodos menstruales irregulares. Pueden ser intermitentes y de intensidad diferente, algunos moderados y otros muy abundantes.
  • Quistes en los ovarios
  • Infertilidad

¿Qué puede ocasionar?

En caso de no atenderse oportunamente, la OMS señala que se pueden presentar las siguientes complicaciones:
  • Aumento de los niveles de colesterol
  • Elevación de la presión sanguínea
  • Diabetes
  • Sobrepeso
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Cáncer endometrial

¿Cuál es el tratamiento?

Infortunadamente no existe cura para el síndrome, aunque si se pueden controlar los síntomas.
El tratamiento dependerá del deseo de embarazarse o no, ya que se utilizan pastillas anticonceptivas.
Las píldoras ayudan a regular el ciclo menstrual, reducir el acné y disminuir el crecimiento del vello, además de que promoverán el desprendimiento del revestimiento del útero, lo que disminuye el riesgo de cáncer.
Mantener un peso adecuado, también es clave para controlar los síntomas y prevenir complicaciones.
En caso de buscar un embarazo, la clínica Mayo sugiere someterse a una cirugía como la laparoscopia pélvica, en la cual se altera un ovario con una descarga eléctrica para destruir una porción del tejido en el que se produce testosterona. Esto ayuda a regular la ovulación.

fuente:http://sumedico.com/sindrome-ovario-poliquistico/