martes, 26 de septiembre de 2017

Endoguerrera

ASOCOEN Te invita a conocer este gran testimonio de vida, ciclista profesional, mujer Valiente, la sacaron de su equipo porque los molestos síntomas de esta enfermedad no le permitían tener un optimo rendimiento, pero finalmente fue diagnosticada con #endometriosis y siguiendo el tratamiento adecuado ha regresado con mas fuerza que nunca, Ella quiere correr LA VUELTA A COLOMBIA FEMENINA y necesita patrocinio, ayúdanos a cumplir el sueño de Ruth, queremos que corra en nombre de todas las pacientes diagnosticadas con endometriosis en Colombia y en el Mundo!!
Como puedes ayudar? Haz tus donaciones a la siguiente cuenta oficial Asocoen por el monto que puedas y envíanos comprobante al correo electrónico:
cuenta de Ahorros Banco de bogota a nombre de Asociación Colombiana de endometriosis e infertilidad No 050149368.
Endometriosiscolombia@gmail.com


martes, 12 de septiembre de 2017

Beneficios de la quiropráctica para aliviar condiciones ginecológicas





Normalmente, el cuidado quiropráctico se relaciona con el alivio para el dolor de cuello o de espalda baja. Y aunque, ciertamente, esa es una de sus funciones principales, la realidad es que hay muchos otros problemas de salud en los que esta disciplina de la salud puede ayudar. Entre ellos, los relacionados a problemas de infertilidad de la mujer, dolores menstruales, irregularidad en el ciclo y otras patologías ginecológicas.
Un ajuste quiropráctico es un toque suave y preciso que el quiropráctico realiza sobre la columna, dirigido a corregir la subluxación vertebral, o vértebras desalineadas que causan interferencia neurológica, explica el doctor Goar Blanco. Precisamente, el quiropráctico señala que los problemas de fertilidad pueden estar relacionados con un mal funcionamiento del sistema nervioso, estrés y cualquier anomalía que interfiera con el funcionamiento normal entre el hipotálamo, la hipófisis y los ovarios. Es decir, entre el sistema nervioso y el sistema endocrino.
“Cuando esto pasa puede ocurrir una alteración en la secreción hormonal y, paralelamente, un trastorno de fertilidad y otros problemas ginecológicos”, agrega Blanco.
En eso coincide el doctor José Calbetó, quien dice que algo común entre mujeres con problemas de fertilidad es que sufren de estrés, ansiedad y depresión. De hecho, cita a un estudio japonés en el que se menciona que el 40% de las mujeres con este problema sufren de estas condiciones.
“Los ajustes quiroprácticos bajan la ansiedad y estrés, lo que es importante ya que lo contrario ha mostrado ser contraproducente no solo en la mujer que quiere caer embarazada, pero también en la relación con su marido ya que pasan esa ansiedad a su pareja”, añade Calbetó, tras resaltar la importancia de que el quiropráctico y el ginecólogo se mantengan en contacto “para estar en la misma página y conocer lo que está pasando con el paciente”.
Interferencias que alteran
Según explica Blanco, en el ciclo menstrual de la mujer se desarrollan una serie de cambios que están destinados a preparar el organismo para la fertilidad. Y algunas partes del cuerpo hacen que esto sea posible. Entre ellas, el cerebro, la glándula pituitaria, el útero, los ovarios y las trompas de Falopio, entre otros.
“Pero para que todo esto funcione, necesitamos que el sistema nervioso pueda propiciar que todos estos sistemas operen adecuadamente, porque todo está conectado a través de una serie de cables eléctricos o nervios que, a su vez, envían impulsos nerviosos al cerebro, lo que hace que ese hipotálamo libere hormonas que pueden ser estimulantes para segregar o inhibir otras hormonas”, explica Blanco.
Por eso, cuando ese vínculo entre el sistema nervioso y el sistema endocrino no funciona, la mujer no sale embarazada, indica.
“Usualmente lo que ocurre es que al haber un sistema nervioso que está alterado, hay una subluxación vertebral o una interferencia nerviosa, específicamente en esa área lumbar, donde todas esas conexiones nerviosas van a relacionarse con el sistema reproductivo de la mujer, impide que el hipotálamo pueda segregar las hormonas necesarias y ocasiona que haya un trastorno en ese ciclo menstrual”, señala Blanco.
Obviamente, agrega Calbetó, todos los casos son diferentes y puede haber otras causas relacionadas con este problema. Pero recuerda el caso de una paciente que había estado por más de siete años tratando de quedar embarazada. Hasta que, según dice, decidió ir a su oficina para ajustes, además de seguir un plan de nutrición con un médico naturopático. “Al cabo de dos semanas de estarla atendiendo nos dejó saber que había salido embarazada. Es una de esas cosas de la vida que uno no puede comprobar científicamente, pero si le preguntas a la persona te dirá que no hay un minuto de su vida que se arrepienta de haber tratado la quiropráctica”, agrega Calbetó.
De la misma forma se expresa Blanco, quien también cuenta el caso de una paciente que tampoco podía salir embarazada, además de tener dolor recurrente en la región lumbar debido a una accidente.
“La puse en un programa de ajuste quiropráctico y al poco tiempo pudo salir embarazada. Pero tenemos que poner esto en justa perspectiva, no estoy diciendo que todas las infertilidades son ocasionadas por eso, pero hay una posibilidad de que pueda ayudar a que esa mujer pueda caer embarazada si hacemos unos ajustes en la espalda”, agrega.
Cómo trabaja
Tanto Blanco como Calbetó coinciden en que la quiropráctica puede ayudar con todos esos problemas ginecológicos debido a que en la práctica, al cuidar el sistema nervioso, se detectan y corrigen las interferencias nerviosas o subluxaciones a fin de reconectar el cerebro con el resto del cuerpo, lo que permite el buen funcionamiento de cada órgano.
“Lo que estamos buscando es, específicamente, en el área lumbar, qué distorsiones hay, por ejemplo en la pelvis, en el sacro o en las vértebras lumbares, lo que causa que esas fibras nerviosas que pasan por ahí estén alteradas”, sostiene Blanco.
Según explica, la columna vertebral tiene una parte cervical y otra parte lumbar, pero en estos casos se concentran en la parte lumbar que es donde esas ramificaciones nerviosas van a esos órganos en particular.
Ese mismo principio de tratamiento también funciona para otras condiciones, afirma Blanco. De hecho, destaca que, además del ciclo menstrual, a través del ajuste quiropráctico también se puede estimular el sistema nervioso y de esa manera ayudar en muchas de las dolencias que afectan a la mujer.
“Por ejemplo, el síndrome premenstrual (PMS), dolores crónicos, inflexibilidad en la columna, dolor de cabeza tipo migraña, náuseas, dolores del nervio ciático, dolor del nervio ciático. Esos ajustes pueden estimular el sistema nervioso, quitar esa interferencia o subluxaciones y ayudar entonces a que esos síntomas desaparezcan, aliviar, o que el paciente tenga menos síntomas y menos incapacidad”, comenta el especialista.
Cabe resaltar que normalmente, si la mujer tiene dolor lumbar, la tendencia es a buscar ayuda con el quiropráctico.
Pero Blanco también destaca que se debe entender que ese dolor puede ser lo que ellos llaman “viscero-somático”, que manda un mensaje a través de los músculos y éste, por ejemplo se contrae y produce dolor o se puede representar como un dolor músculo esqueletal.
“Si trabajamos esa área y buscamos específicamente en esa región lumbar, podemos detectar lo que nosotros llamamos subluxaciones o irritación del sistema nervioso”, indica el quiropráctico.
En ese sentido, advierte sobre cómo la columna puede sufrir, ya sea por situaciones estresantes, accidentes, caídas y malas posiciones, entre otras situaciones.
“Los aparatos electrónicos hoy día también están causando una serie de distorsiones en el área de los hombros y el cuello; mucha presión en la región cervical, dolor de cabeza tipo tensional, adormecimiento de brazos y hasta cambios de carácter. Con el ajuste lo que queremos es tratar de que se utilicen menos medicamentos y se vaya a la causa estructural del problema para que la persona pueda funcionar mejor”, recomienda Blanco.
Precisamente, dice que esos ajustes pueden estimular el sistema nervioso, eliminar esa interferencia o subluxación y ayudar entonces a que los síntomas desaparezcan o se alivien, comenta el especialista, tras destacar la importancia de la prevención.
Por eso también recomienda que las personas se hagan sus ajustes quiroprácticos, por lo menos una vez al mes, para ayudar a prevenir posibles problemas. Sin embargo, si está en un ambiente de mucha tensión, se aconseja que se hagan más seguidos.
Según explica Blanco, el ajuste quiropráctico va directamente a buscar áreas en la columna vertebral, específicamente a la región lumbar -las vértebras del L1 a la L5- que es la parte donde descansa el sacro, un huesito triangular que se conecta con las dos caderas. También menciona los discos, entre medio de las vértebras, pequeños cojines que se pueden inflamar o herniar y producir síntomas.
“En el ajuste, buscamos esa interferencia y utilizando técnicas, ya sean manuales, con instrumentos o láser frío y procedemos a ir directamente a estimular ese sistema nervioso para aliviar la inflamación o la subluxación”, econcluye Blanco.

fuente:http://www.elnuevodia.com/estilosdevida/saludyejercicios/nota/beneficiosdelaquiropracticaparaaliviarcondicionesginecologicas-2315034/