jueves, 31 de agosto de 2017

Venas varicosas en pelvis- El Síndrome de Congestión Pélvica (SCP)

El Síndrome de Congestión Pélvica (SCP) aqueja del 10 al 15 % de las Mujeres 





El Síndrome de Congestión Pélvica es una causa frecuente de dolor crónico en el bajo vientre, el cual es producido por el desarrollo de venas varicosas alrededor del útero y los ovarios.
Esta enfermedad infra diagnosticada afecta el 10-15% de las mujeres entre 18 y 50 años, generalmente multíparas.



El doctor Francisco de la Cruz, especialista en Angiología Cirugía vascular y Endovascular del Centro de Diagnóstico Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat), explica que las venas varicosas en la pelvis se deben principalmente a reflujo por incompetencia y, aunque la causa es incierta, se describen la ausencia congénita de válvulas en las venas gonadales, efectos hormonales, tensiones mecánicas (como el embarazo) obstrucción en el drenaje de la vena (síndrome de Nutcracker o síndrome de May-Thurner) así como la compresiónextrínseca de la vena, como es el caso de la endometriosis, tumores o lesiones post-traumáticas.
“El síndrome se presenta clínicamente con dolor pélvico crónico, sensación de pesadez, dolor con las relaciones sexuales (dispareunia) y dolor importante con la menstruación (dismenorrea). También podría acompañarse de dolor al orinar y estreñimiento”, señala el galeno.
Añade que los síntomas pueden aparecer durante o después de un primer embarazo y empeora con los siguientes embarazos.
El dolor es, sobre todo, del lado izquierdo de la pelvis, aunque podría ser bilateral; su gravedad suele ser variable, empeora con las posturas que aumentan la presión intra abdominal (caminar y estar de pie mucho tiempo) y mejora al acostarse.
El diagnóstico de esta patología la realiza el ginecólogo pero su tratamiento continúa bajo el referimiento a un cirujano endovascular. El rol de un especialista endovascular en dicho tratamiento surge por su pericia en el tratamiento de las venas y el sistema circulatorio. Si sufre de esta condición, es posible que en su evaluación y exploración física puedan encontrar varices en la vulva, región perianal, glúteos y en cara posterior y lateral de los muslos.
El síndrome de congestión pélvica puede ser responsable de un 17% de las varices en las piernas y hasta un 30% de las que aparecen nuevamente (recidivas varicosas) después de ser operadas.
Su diagnóstico
El doctor De la Cruz explica que el diagnóstico se realiza con la historia clínica, los hallazgos en la exploración física y pruebas de imagen. La flebografía es considerada la prueba diagnóstica por excelencia pero es invasiva. Como alternativa no invasiva está la Ecografía Doppler, la cual es inocua, reproducible y ampliamente disponible.
Esta puede ser abdominal o transvaginal. “Con esta prueba podemos ver directamente las varices pélvicas, medir el diámetro de las venas gonadales y su reflujo”, detalla.
El tratamiento
El especialista destaca que la Tomografía Axial Computarizada y la Resonancia Magnética son pruebas de imagen también muy utilizadas para el diagnóstico, debido a que permiten descartar otras causas de los síntomas (tumores, endometriosis, entre otros) así como planificar lo requerido para el tratamiento endovascular.
El especialista endovascular explica que el tratamiento consiste en la prescripción de medicamentos que ayudan a mejorar la función fisiológica de la vena, disminuyendo el reflujo y la congestión venosa, mejorando así los síntomas.
Cuando se debe operar
El especialista manifestó que su tratamiento definitivo es quirúrgico; inicialmente se realizaba ligadura de las venas gonadales por cirugía abierta o laparoscópica, pero se trata de un procedimiento muy invasivo. Agrega que atualmente, el tratamiento por excelencia es la cirugía endovascular (mediante embolización o esclerosis transcateter) debido a que es mínimamente invasivo, se realiza bajo anestesia local y no precisa ingreso hospitalario.
El médico comenta que, con estos procedimientos, en más del 80% de los casos los síntomas se resuelven por completo o parcialmente durante los primeros 6 meses.

FISIONOMIA Y PATOLOGIA

Existen tres variables fisiopatológicas que ayudan a entender y enfrentar el SCP asociado a vá- rices pélvicas: las características especiales del gran complejo venoso pélvico, el componente hormono-dependiente de la enfermedad y la fisiología venosa pélvica en la mujer.

1) La pelvis femenina presenta gran complejidad en su parte vascular con abundantes plexos anastomóticos de tipo venoso de los diferentes componentes viscerales de la pelvis y con escasez de válvulas. Estas características ayudan a entender la complejidad y manifestaciones clínicas del SCP asociado a enfermedad varicosa.

2) El SCP es una condición específica de la mujer premenopáusica (6). Se considera que debe existir una disfunción endocrina de base, aunque las titulaciones hormonales no sean anormales. La morfología ovárica asociada se caracteriza por múltiples folículos (ovario multiquístico) visualizados en el estroma ovárico con volumen ovárico normal, en contraste con el síndrome de ovario poliquístico.

3) Las venas pélvicas son particularmente susceptibles a dilatarse, tanto en estado gestante como no gestante , asociado no solo a la teórica insuficiencia valvular, sino como resultado de anomalías genéticas, alteraciones de la estructura de colágeno de la pared venosa , venas de pared finas sin apoyo y que tienen fijación muy débil entre su adventicia y el tejido conectivo de sostén , lo que las hace únicas en comparación a las otras venas del cuerpo.

TECNICAS DIAGNOSTICAS

Para la confirmación del diagnóstico de síndrome de congestión pélvica se requiere observar las venas de la pelvis engrosadas (más de 5 mm) con flujo pobre en su interior, por lo cual se requieren pruebas imagenológicas dinámicas, siendo la venografía la prueba de oro para el diagnóstico del SCP, con el gran inconveniente de que es un examen invasivo. La venografía puede ser transuterina o transfemoral selectiva.

TRATAMIENTO

El principal factor relacionado con el éxito del tratamiento del SCP es realizar el diagnóstico adecuado y el tratamiento más efectivo y duradero con la menor incidencia de efectos adversos. La decisión terapéutica más útil se obtiene con una anamnesis completa, exploración física exhaustiva, métodos diagnósticos precisos, confirmación de enfermedades asociadas y, posteriormente, dirigir el tratamiento médico o quirúrgico a seguir. 



fuente:
http://eldia.com.do/venas-varicosas-en-pelvis-causa-males-en-la-mujer/
http://www.scielo.org.co/pdf/cesm/v26n1/v26n1a06.pdf
fuente foto: http://radiologiavascularmalaga.blogspot.com.co/2014/02/embolizacion-venosa-en-el-sindrome-de.html
 Publicidad

jueves, 3 de agosto de 2017

Alimentacion Consciente y batidos para mejorar la salud

Inscribete y separa tu cupo




https://docs.google.com/spreadsheets/d/191uy6PKIIGWUTkwVQtNoZlGcwov9_jkIHybxUzV2cQI/edit?usp=sharing