jueves, 25 de mayo de 2017

Sí, la histerosalpingografía puede curar la infertilidad

Un estudio sobre más de mil mujeres concluye que la histerosalpingografía con contraste de aceite etiodizado puede revertir la infertilidad en determinados casos.

Las parejas infértiles cuentan con una nueva oportunidad para conseguir el embarazo antes de tener que recurrir a la fecundación in vitro (FIV). En realidad, se trata de una técnica bien conocida por los ginecólogos, la histerosalpingografía, que se emplea desde hace un siglo en el diagnóstico de los trastornos de la fertilidad. Se sospechaba que podía contribuir a mejorar los casos de subfertilidad, pero ahora se publica un estudio que lo confirma y además, indica con qué contraste resulta más útil.

Ben Mol, profesor de Ginecología y Obstetricia en el Instituto de Investigación Robinson en la Universidad de Adelaida, en Australia. (DM)

El ensayo está dirigido por Ben Mol, profesor de Ginecología y Obstetricia en el Instituto de Investigación Robinson en la Universidad de Adelaida, en Australia. Bajo el nombre de estudio H2Oil, el proyecto ha comparado los efectos de la histerosalpingografía con una solución basada en agua o bien con aceite etiodizado (Lipiodol), administrada en las trompas de Falopio de pacientes infértiles.
Del grupo de mujeres que se sometió la técnica con la solución acuosa, un 29 por ciento quedó embarazada en los seis meses siguientes, frente a un 40 por ciento de las que recibieron el contraste de aceite etiodizado.
"Las tasas de éxito de embarazo fueron significativamente mayores en el grupo del Lipiodol y solo con un tratamiento. Es un resultado importante para las mujeres a las que no les queda más recurso que el fecundación in vitro. Ofrece una nueva esperanza para las mujeres infértiles", dice Mol. El investigador, por cierto, ha contado que nació gracias a esta técnica en principio diagnóstica: "Mi madre, tras considerarse infértil durante nueve años, pudo concebir después de someterse a una histerosalpingografía con Lipiodol. Yo no lo supe hasta empezar este estudio, cuando mi familia me contó lo que había pasado".

¿Por qué?

Este hallazgo se ha alcanzado tras estudiar a 1.119 mujeres del referido centro en Australia y también del Centro Médico Universitario VU en Holanda, donde han dirigido este estudio Kim Dreyer y Velja Mijatovic, del Departemento de Medicina Reproductiva.
La gran pregunta ahora es el porqué de la eficacia de esta técnica. "La verdad es que aún no entendemos por qué hay un beneficio, solo que existe, en particular para las mujeres que no tienen otros síntomas de infertilidad tratables", apunta Mol, para quien se impone más investigación con la que desvelar los mecanismos que subyacen.
"De momento, considerando que la técnica se ha empleado durante cien años sin efectos secundarios conocidos, pensamos que es un tratamiento viable para la infertilidad antes de iniciar una FIV". Los autores también destacan que el estudio no ha sido financiado por la compañía que desarrolla el Lipiodol, sino por el Consejo nacional de Investigación Médica y Sanitaria (Nhmrc).

fuente: http://ginecologia-y-obstetricia.diariomedico.com/index.php/services/registro/?step=1 

No hay comentarios:

Publicar un comentario