jueves, 25 de mayo de 2017

Sí, la histerosalpingografía puede curar la infertilidad

Un estudio sobre más de mil mujeres concluye que la histerosalpingografía con contraste de aceite etiodizado puede revertir la infertilidad en determinados casos.

Las parejas infértiles cuentan con una nueva oportunidad para conseguir el embarazo antes de tener que recurrir a la fecundación in vitro (FIV). En realidad, se trata de una técnica bien conocida por los ginecólogos, la histerosalpingografía, que se emplea desde hace un siglo en el diagnóstico de los trastornos de la fertilidad. Se sospechaba que podía contribuir a mejorar los casos de subfertilidad, pero ahora se publica un estudio que lo confirma y además, indica con qué contraste resulta más útil.

Ben Mol, profesor de Ginecología y Obstetricia en el Instituto de Investigación Robinson en la Universidad de Adelaida, en Australia. (DM)

El ensayo está dirigido por Ben Mol, profesor de Ginecología y Obstetricia en el Instituto de Investigación Robinson en la Universidad de Adelaida, en Australia. Bajo el nombre de estudio H2Oil, el proyecto ha comparado los efectos de la histerosalpingografía con una solución basada en agua o bien con aceite etiodizado (Lipiodol), administrada en las trompas de Falopio de pacientes infértiles.
Del grupo de mujeres que se sometió la técnica con la solución acuosa, un 29 por ciento quedó embarazada en los seis meses siguientes, frente a un 40 por ciento de las que recibieron el contraste de aceite etiodizado.
"Las tasas de éxito de embarazo fueron significativamente mayores en el grupo del Lipiodol y solo con un tratamiento. Es un resultado importante para las mujeres a las que no les queda más recurso que el fecundación in vitro. Ofrece una nueva esperanza para las mujeres infértiles", dice Mol. El investigador, por cierto, ha contado que nació gracias a esta técnica en principio diagnóstica: "Mi madre, tras considerarse infértil durante nueve años, pudo concebir después de someterse a una histerosalpingografía con Lipiodol. Yo no lo supe hasta empezar este estudio, cuando mi familia me contó lo que había pasado".

¿Por qué?

Este hallazgo se ha alcanzado tras estudiar a 1.119 mujeres del referido centro en Australia y también del Centro Médico Universitario VU en Holanda, donde han dirigido este estudio Kim Dreyer y Velja Mijatovic, del Departemento de Medicina Reproductiva.
La gran pregunta ahora es el porqué de la eficacia de esta técnica. "La verdad es que aún no entendemos por qué hay un beneficio, solo que existe, en particular para las mujeres que no tienen otros síntomas de infertilidad tratables", apunta Mol, para quien se impone más investigación con la que desvelar los mecanismos que subyacen.
"De momento, considerando que la técnica se ha empleado durante cien años sin efectos secundarios conocidos, pensamos que es un tratamiento viable para la infertilidad antes de iniciar una FIV". Los autores también destacan que el estudio no ha sido financiado por la compañía que desarrolla el Lipiodol, sino por el Consejo nacional de Investigación Médica y Sanitaria (Nhmrc).

fuente: http://ginecologia-y-obstetricia.diariomedico.com/index.php/services/registro/?step=1 

lunes, 1 de mayo de 2017

¿Qué es el síndrome de ovario poliquístico?

Una de las causas más frecuentes de infertilidad en la mujer es el síndrome de ovario poliquístico, el cual provoca distintos problemas a la salud.
De acuerdo a la Enciclopedia Médica de Estados Unidos, este síndrome es el desequilibrio de las hormonas sexuales en la mujer, lo que dificulta a los ovarios liberar óvulos completamente desarrollados.
Cuando se padece el síndrome, los estrógenos, progesterona y andrógenos se alteran, lo que ocasiona infertilidad, aumento de peso o crecimiento excesivo de vello corporal.
La Universidad Americana de Obstetricia y Ginecología, explica que las mujeres que lo padecen, no pueden liberar óvulos maduros, pues éstos permanecen en los ovarios recubiertos por una pequeña cantidad de líquido.

Qué lo ocasiona?

La Organización Mundial de la Salud (OMS), informa que ente el 4 y 8% de mujeres en el mundo padecen el síndrome de ovario poliquístico.
La clínica Mayo de Minnesota en Estados Unidos, indica que las causas no están bien definidas, aunque está relacionado con un componente genético. Si la madre lo tiene, el riesgo de que lo padezca la hija es mayor.
Asimismo, la facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile, asegura que se ha relacionado con el exceso de insulina en el cuerpo, ya que incrementa la producción de testosterona que ocasiona algunos de los síntomas.

¿Cuáles son los síntomas?

No todas las mujeres presentan los mismos síntomas e incluso, pueden tener variaciones con el tiempo.
El Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos, indica que algunos de los más comunes son:
  • Vello corporal extra en el pecho, abdomen y cara
  • Acné
  • Aumento de peso
  • Periodos menstruales irregulares. Pueden ser intermitentes y de intensidad diferente, algunos moderados y otros muy abundantes.
  • Quistes en los ovarios
  • Infertilidad

¿Qué puede ocasionar?

En caso de no atenderse oportunamente, la OMS señala que se pueden presentar las siguientes complicaciones:
  • Aumento de los niveles de colesterol
  • Elevación de la presión sanguínea
  • Diabetes
  • Sobrepeso
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Cáncer endometrial

¿Cuál es el tratamiento?

Infortunadamente no existe cura para el síndrome, aunque si se pueden controlar los síntomas.
El tratamiento dependerá del deseo de embarazarse o no, ya que se utilizan pastillas anticonceptivas.
Las píldoras ayudan a regular el ciclo menstrual, reducir el acné y disminuir el crecimiento del vello, además de que promoverán el desprendimiento del revestimiento del útero, lo que disminuye el riesgo de cáncer.
Mantener un peso adecuado, también es clave para controlar los síntomas y prevenir complicaciones.
En caso de buscar un embarazo, la clínica Mayo sugiere someterse a una cirugía como la laparoscopia pélvica, en la cual se altera un ovario con una descarga eléctrica para destruir una porción del tejido en el que se produce testosterona. Esto ayuda a regular la ovulación.

fuente:http://sumedico.com/sindrome-ovario-poliquistico/