lunes, 18 de abril de 2016

Lo que debes saber de los quistes ováricos





El mes pasado, la actriz Lena Dunham fue hospitalizada debido a un quiste ovárico roto. Lena, quien sufre de endometriosis, previamente había hablado sobre su condición y cómo le ha afectado. De hecho, canceló un tour de prensa durante el estreno de la temporada más reciente de ‘Girls’, debido a esto.

Los quistes ováricos son pequeñas burbujas llenas de fluido que aparecen en o sobre los ovarios. No son poco comunes y también son causa de una complicación de la endometriosis. 

Pero aunque por el momento no los tengas, no quiere decir que no tengas el riesgo de desarrollarlos más adelante aunque no sufras de endometriosis. De hecho, muchas mujeres tienen quistes ováricos… y ni siquiera lo saben.

Estos quistes realmente no son un problema, hasta que crecen demasiado (torsión ovárica, el cual puede resultar con la pérdida de un ovario) o se rompen. Pueden derramarse, romperse y hasta estirarse, lo cual puede provocar muchísimo dolor.

Cada ovulación puede ser el inicio de la formación de un quiste. Y aunque no lo creas, son más comunes de lo que parece, porque casi no provocan síntomas. Así que muchas chicas andan por la vida sin saber que podrían estar en riesgo.

Y para saber si tienes quistes ováricos, tu ginecólogo debe hacer un ultrasonido, a menos que ya presentes síntomas. Y si eres una de las poco afortunadas, es importante que sepas que no hay mucho que puedas hacer para evitar que los quistes se rompan o se derramen. Lo único que realmente puedes hacer para prevenir los quistes… es tomar pastillas anticonceptivas.

Si crees que podrías ser propensa a tener quistes, las pastillas son el mejor anticonceptivo para evitar embarazos, mientras que la dosis de hormonas del DIU podría incrementar las probabilidades de desarrollar quistes.

Extrañamente, lo único que aumenta las probabilidades de tener un quiste ovárico roto… es el sexo. Si tienes relaciones mientras ovulas y el quiste está muy grande, es muy probable que se ropa.

Y el tratamiento puede ser diferente para cada quien. Hay mujeres que pueden tranquilizar el dolor con compresas calientes y medicamentos para el dolor, mientras que otras requieren cirugía. Si crees que tienes quistes… no te lo guardes, ve con un médico y descarta todas tus dudas.

fuente:https://www.elimparcial.com/EdicionEnLinea/Notas/VidayEstilo/15042016/1070823-Lo-que-debes-saber-de-los-quistes-ovaricos.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario