lunes, 25 de abril de 2016

Conoce todo sobre el MIRENA como metodo anticonceptivo y porque se usa en pacientes con Endometriosis

Lo quieras o no, la única alternativa que tiene una mujer en edad reproductiva para no quedar embarazada -luego de la abstinencia- es optar por algún método anticonceptivo.
Es por lo mismo que el mercado ginecológico ha multiplicado sus opciones más allá de las píldoras, las inyecciones y el anillo mensual, para ofrecer una nueva alternativa a quienes son más despistadas o para las que necesitan liberarse de las preocupaciones que la anticoncepción requiere: Mirena
También se utiliza para tratamiento del dolor producido por la ENDOMETRIOSIS

"Manejo de los síntomas dolorosos de endometriosis con MIRENA"


El manejo de la endometriosis avanzada y sintomática es un tema de controversia. El tratamiento hormonal de los focos endometriósicos tan solo disminuye su actividad, pero no los elimina, no siendo asi una terapia curativa, sino un tratamiento sintomático, cuyos beneficios solo se notan mientras se toma la medicación. Una vez suspendida, en menos de un año hasta el 40% presentaran recurrencia de la sintomatologia.

Dentro de los tratamientos disponibles, los analogos de la GnRH son considerados el "gold standart" aunque son costosos y poseen múltiples efectos secundarios. Otros como el Danazol también poseen efectos adversos marcados derivados de su acción androgénica. Los progestágenos son un grupo amplio de medicamentos que se han utilizado con esta indicación a diferentes concentraciones y por diferentes vias de administración. Su uso ha demostrado beneficios a estas pacientes incluso siendo comparados con los analogos GnRH.

En pacientes con enfermedad avanzada y sintomática con paridad satisfecha, una de las opciones es la histerectomía mas doble anexectomía, con alto porcentaje de mejoría al anular el influjo hormonal de los ovarios y al anular el órgano proveedor de reflujo endometrial a la cavidad pélvica, sin embargo, la toma de esta decisión no es fácil, especialmente en pacientes jóvenes. 

Especialmente importante es informar de que la histerectomía sin anexectomía, aunque puede ser un procedimiento que mejore la calidad de vida y disminuya sus síntomas deja la posibilidad de continuar con dolor hasta en el 62% de los casos, mientras que solo un 10% quedaran sintomaticas cuando además se realiza la doble anexectomía.

Por otra parte el 31% de pacientes en las que se deja tejido ovárico requeriran una nueva cirugia en el transcurso de su vida, mientrás que solo sucederá en el 3.7% de aquelas en las que se remuevan ambas gónadas.

En los raros casos en los que la enfermedad sea inoperable o cuando el riesgo quirurgico excede los beneficios, necesitamos retornar al manejo médico con las limitaciones ya descritas.

Se ha sugerido que el MIRENA podría tener un papel importante en estas pacientes. En 197 se publicó una serie de casos de pacientes con diagnostico de adenomiosis en quienes se controló la menorragia y la dismenorea con MIRENA, con este trabajo se abrio la puerta para la aplicación en endometriosis

Uno de los estudios demostro la disminución estadisticamente valorable del tamaño de nodulos endometriosicos presentes en el tabique rectovaginal de pacientes en quienes se hizo el diagnostico y el seguimiento por medio de ecografia transrectal. Otro articulo demostro la disminución estadisticamente significativa de la dismenorrea y mayores niveles de satisfaccion en el grupo de pacientes en quienes se aplicó un dispositivo MIRENA tras cirugía laparoscopica conservadora de endometriosis cuando se comparó con pacientes en quienes no se utilizó el endoceptivo.
El seguimiento de una cohorte de pacientes con endometriosis y endoceptivo liberador de levonorgestrel demostró una adhesion al tratamiento del 56% a los 3 años.Un ensayo clinico controlado y aleatorizado reporto una disminución estadisticamente significativa y comparable de los sintomas dolorosos de la enfermedad cuando uno de los grupos fue manejado con MIRENA y el otro con analogos GnRH.Hay múltiples hipótesis de como MIRENA puede mejorar la endometriosis en cuanto a sus sintomas, entre estas estan efecto del levonorgestrel sobre receptores de estrogenos de los focos induciendo en ellos una reaccion pseudodecidual; efecto directo sobre el endometrio induciendo atrofia o hipotrofia con amenorrea; inhibición de los mediadores inflamatorios en la pelvis y disminución del flujo sanguineo pélvico con lo que mejora la hiperhemia y la congestión del peritoneo generados por la endometriosis.El reporte de resultados satisfactorios con MIRENA en una pacientes con pelvis congelada abre una nueva puerta al tratamiento de mujeres con contraindicacion para cirugia, en aquellas que no esten seguras de un procedimiento quirurgico agresivo o en aquellas en las que los riesgos superen los beneficios.


¿Qué es y cómo se inserta?

Atractiva por su prolongada duración de 5 años y comodidad en la paciente, la Mirena es unmétodo intrauterino que se inserta en el interior de la vagina, de forma similar a la “T de cobre”, pero que funciona de una forma muy diferente.
“En posición ginecológica, abriendo las paredes vaginales mediante el uso de un espéculo, se introduce el dispositivo a través del orificio cervical (cérvix uterino) externo y luego del orificio cervical interno, quedando la Mirena localizada dentro de la cavidad endometrial”, explica el Dr. Reinaldo González Ramos, ginecólogo especialista en medicina reproductiva, y profesor asistente de la Universidad de Chile, y agrega que esta inserción puede provocar molestia o dolor en la paciente.
Una vez dentro del cuerpo, la Mirena puede ser usada hasta 5 años como método anticonceptivo, a menos que la mujer quiera retirarla antes de tiempo. En este caso, el dispositivo es retirado por un ginecólogo durante la menstruación, quien tira con suavidad unos hilos que están unidos con la parte inferior del artefacto.


Según explicó el experto, su diferencia con la “T de cobre” radica en la composición y efecto en el cuerpo. Mientras que la Mirena libera una hormona (levonogestrel) derivada de la progesterona, la cual está presente en los anticonceptivos orales, parches, anillos o inyecciones, el DIU T (T de cobre) “no produce ningún cambio en el ciclo hormonal femenino, pues la mujer ovula todos los meses. Su efecto es principalmente mecánico”, señala González.
Por su parte, la Mirena inhibe la ovulación e impide el desarrollo del moco cervical fértil, dificultando el transporte de los espermatozoides. “El efecto hormonal suprime el eje hipófisis-gonadal, inhibiendo la ovulación, el desarrollo endometrial e impide la formación de moco cervical fértil, por lo tanto también se ve dificultado el transporte espermático”, detalla el médico.

Otra diferencia radica en los excipientes (sustancias con las que está hecha). La “T de Cobre” está compuesta de cobre y plásticos; por su parte, la Mirena está compuesta también por plásticos, pero además incluye otros componentes. “Polietileno de baja densidad, sulfato de bario, elastómero de polidimetilsiloxano; membrana de polidimetilsiloxano, hilos de polietileno y pigmentado con óxido de hierro”, detalla el sito de fármacos Vadecum.

Riesgos y otros efectos

Como todos los métodos anticonceptivos, la Mirena también presenta un porcentaje de riesgo y efectos adversos para algunas mujeres. En relación a los riesgos que no funcione, la tasa de falla es de 0,2% al año de uso y 0,7% a los 5 años, similar a la de un uso responsable y puntual de las pastillas.
El Dr. Reinaldo González Ramos comenta que si bien cualquier mujer en edad reproductiva puede usarla, no recomienda su uso en mujeres que nunca han tenido actividad sexual y reconoce que es más fácil insertarla en mujeres que han tenido un parto previamente.
Sin embargo, el médico descarta totalmente su uso en embarazadas y mujeres que cursen alguna enfermedad ginecológica. “Hay que descartar infecciones ginecológicas, cuadros de sangrado uterino anómalo (o metrorragia), pólipos endometriales, miomas submucosos, malformaciones uterinas, tabique uterino”, detalla.

En relación a los efectos adversos, el ginecólogo señala el sangrado uterino irregular. Pese a que la Mirena produce amenorrea (ausencia de menstruación), en algunos casos “puede haber sangrado de distintas intensidades y duraciones impredecibles”, lo que puede ser una razón para retirarla y cambiar de método.
“Otros efectos adversos muy poco frecuentes son cefalea, dolor pélvico, disminución del líbido, nauseas, acné, hirsutismo, tensión mamaria y mastalgia (dolor en las mamas), quistes ováricos, expulsión del dispositivo y la perforación uterina durante la inserción”, cuenta González.

Dudas frecuentes

Una de las dudas más frecuentes del uso de la Mirena, se relaciona con su efecto en la vida sexual. Al respeto el doctor González asegura que este artefacto “no se puede ‘pasar a llevar porque queda dentro del útero’” y que el único problema que podría presentarse en la actividad sexual, es en caso de que la usuaria presentara un sangrado irregular.
Respecto al retorno a la fertilidad, en caso de mujeres que quieren embarazarse, el doctor comenta que “una vez retirado, se reinicia inmediatamente la actividad folicular u ovárica normal, y la mujer se puede embarazar desde ese momento en adelante”. Si bien Reinado comenta que no es necesario esperar, siempre es bueno consultar al ginecólogo en forma preconcepcional “para ver si está todo bien para intentar un embarazo”.
Para finalizar, el ginecólogo especialista en medicina reproductiva recomienda el uso de la Mirena. “Es un método recomendable, al igual que la contracepción oral o en parches o en anillo vaginal. Tiene indicaciones y contraindicaciones. Siempre debe ser recetado por un especialista e insertado por un ginecólogo o matrona con experiencia”, concluye.

TESTIMONIO DE MIEMBRO ASOCOEN CON EL MIRENA

Hola 
Soy Marisol tengo 39 años,soltera y no tengo hijos, diagnosticada hace 6 años con endometriosis severa etapa 4.
Me han hecho dos cirugías por motivo de esta enfermedad , he pasado por una serie de tratamientos para sobrellevar la endo y q no avanze en mi organismo, primero con inyecciones, luego con pastillas el vissane el cual me provoco una menopuasia  inducida efecto de  este medicamento pero lo resistí x 2 años ya q me empezó a causar una serie de problemas en mi sistema oseo articulaciones y el peso coorporal x estas razones me lo suspendieron y me recetaron el dispositivo hormonal (mirena). El cual es un tratamiento muy adecuado para manejar la endometriosis y que en.muchas pacientes a funcionado,  me lo colocaron el día 22 de marzo del presente año(2016) y pues al colocarlo fue relativamente fácil un poco molesto pero no mas, al cabo de 20 días empecé a sentir unas contracciones en mi espalda pensé que era normal mientras mi organismo se adaptaba al dispositivo pero empecé a tener mucho cólico y a tener una hemorragia fuerte y para mi sorpresa me fui al baño y allí lo expulse sin ningun problema , tuve mucho sangrado , al ir al ginecólogo la doctora me dijo q mi útero era muy grande y qué esta muy afectado x los focos de endometrio  esto causado a lo  largo de esta enfermedad, por esta razón estoy en ese 3% que expulsa el dispositivo  creando resistencia.
El tratamiento a seguir ahora es con pastillas anticonceptivas (guianda) por unos meses  y luego contemplar la posibilidad de sacar el útero x las condiciones en que se encuentra.

Att;
Marisol Cubillos Novoa


Apunte del Especialista: A raíz de la endometriosis, sus focos y lesiones, el útero esta gelatinoso,  en condiciones diferentes a un útero normal y por esto rechazo el dispositivo.

Consulten con el especialista.

fuente:http://www.biobiochile.cl/2016/04/23/mirena-el-nuevo-metodo-anticonceptivo-que-se-renueva-cada-5-anos.shtml 

Articulo manejo de lo sintomas dolorosos de la endometriosis con MIRENA en paciente con pelvix congelada
Revista colombiana de obstetricia y ginecologia vol 57 nº3. 2006 (211-215)

1 comentario:

  1. Hola quiero saber que costo tiene el dispositivo mirena, las eps cubren de manera parcial o total el dispositivo o se debe hacer por clinica independiente

    ResponderEliminar