lunes, 25 de abril de 2016

Conoce todo sobre el MIRENA como metodo anticonceptivo y porque se usa en pacientes con Endometriosis

Lo quieras o no, la única alternativa que tiene una mujer en edad reproductiva para no quedar embarazada -luego de la abstinencia- es optar por algún método anticonceptivo.
Es por lo mismo que el mercado ginecológico ha multiplicado sus opciones más allá de las píldoras, las inyecciones y el anillo mensual, para ofrecer una nueva alternativa a quienes son más despistadas o para las que necesitan liberarse de las preocupaciones que la anticoncepción requiere: Mirena
También se utiliza para tratamiento del dolor producido por la ENDOMETRIOSIS

"Manejo de los síntomas dolorosos de endometriosis con MIRENA"


El manejo de la endometriosis avanzada y sintomática es un tema de controversia. El tratamiento hormonal de los focos endometriósicos tan solo disminuye su actividad, pero no los elimina, no siendo asi una terapia curativa, sino un tratamiento sintomático, cuyos beneficios solo se notan mientras se toma la medicación. Una vez suspendida, en menos de un año hasta el 40% presentaran recurrencia de la sintomatologia.

Dentro de los tratamientos disponibles, los analogos de la GnRH son considerados el "gold standart" aunque son costosos y poseen múltiples efectos secundarios. Otros como el Danazol también poseen efectos adversos marcados derivados de su acción androgénica. Los progestágenos son un grupo amplio de medicamentos que se han utilizado con esta indicación a diferentes concentraciones y por diferentes vias de administración. Su uso ha demostrado beneficios a estas pacientes incluso siendo comparados con los analogos GnRH.

En pacientes con enfermedad avanzada y sintomática con paridad satisfecha, una de las opciones es la histerectomía mas doble anexectomía, con alto porcentaje de mejoría al anular el influjo hormonal de los ovarios y al anular el órgano proveedor de reflujo endometrial a la cavidad pélvica, sin embargo, la toma de esta decisión no es fácil, especialmente en pacientes jóvenes. 

Especialmente importante es informar de que la histerectomía sin anexectomía, aunque puede ser un procedimiento que mejore la calidad de vida y disminuya sus síntomas deja la posibilidad de continuar con dolor hasta en el 62% de los casos, mientras que solo un 10% quedaran sintomaticas cuando además se realiza la doble anexectomía.

Por otra parte el 31% de pacientes en las que se deja tejido ovárico requeriran una nueva cirugia en el transcurso de su vida, mientrás que solo sucederá en el 3.7% de aquelas en las que se remuevan ambas gónadas.

En los raros casos en los que la enfermedad sea inoperable o cuando el riesgo quirurgico excede los beneficios, necesitamos retornar al manejo médico con las limitaciones ya descritas.

Se ha sugerido que el MIRENA podría tener un papel importante en estas pacientes. En 197 se publicó una serie de casos de pacientes con diagnostico de adenomiosis en quienes se controló la menorragia y la dismenorea con MIRENA, con este trabajo se abrio la puerta para la aplicación en endometriosis

Uno de los estudios demostro la disminución estadisticamente valorable del tamaño de nodulos endometriosicos presentes en el tabique rectovaginal de pacientes en quienes se hizo el diagnostico y el seguimiento por medio de ecografia transrectal. Otro articulo demostro la disminución estadisticamente significativa de la dismenorrea y mayores niveles de satisfaccion en el grupo de pacientes en quienes se aplicó un dispositivo MIRENA tras cirugía laparoscopica conservadora de endometriosis cuando se comparó con pacientes en quienes no se utilizó el endoceptivo.
El seguimiento de una cohorte de pacientes con endometriosis y endoceptivo liberador de levonorgestrel demostró una adhesion al tratamiento del 56% a los 3 años.Un ensayo clinico controlado y aleatorizado reporto una disminución estadisticamente significativa y comparable de los sintomas dolorosos de la enfermedad cuando uno de los grupos fue manejado con MIRENA y el otro con analogos GnRH.Hay múltiples hipótesis de como MIRENA puede mejorar la endometriosis en cuanto a sus sintomas, entre estas estan efecto del levonorgestrel sobre receptores de estrogenos de los focos induciendo en ellos una reaccion pseudodecidual; efecto directo sobre el endometrio induciendo atrofia o hipotrofia con amenorrea; inhibición de los mediadores inflamatorios en la pelvis y disminución del flujo sanguineo pélvico con lo que mejora la hiperhemia y la congestión del peritoneo generados por la endometriosis.El reporte de resultados satisfactorios con MIRENA en una pacientes con pelvis congelada abre una nueva puerta al tratamiento de mujeres con contraindicacion para cirugia, en aquellas que no esten seguras de un procedimiento quirurgico agresivo o en aquellas en las que los riesgos superen los beneficios.


¿Qué es y cómo se inserta?

Atractiva por su prolongada duración de 5 años y comodidad en la paciente, la Mirena es unmétodo intrauterino que se inserta en el interior de la vagina, de forma similar a la “T de cobre”, pero que funciona de una forma muy diferente.
“En posición ginecológica, abriendo las paredes vaginales mediante el uso de un espéculo, se introduce el dispositivo a través del orificio cervical (cérvix uterino) externo y luego del orificio cervical interno, quedando la Mirena localizada dentro de la cavidad endometrial”, explica el Dr. Reinaldo González Ramos, ginecólogo especialista en medicina reproductiva, y profesor asistente de la Universidad de Chile, y agrega que esta inserción puede provocar molestia o dolor en la paciente.
Una vez dentro del cuerpo, la Mirena puede ser usada hasta 5 años como método anticonceptivo, a menos que la mujer quiera retirarla antes de tiempo. En este caso, el dispositivo es retirado por un ginecólogo durante la menstruación, quien tira con suavidad unos hilos que están unidos con la parte inferior del artefacto.


Según explicó el experto, su diferencia con la “T de cobre” radica en la composición y efecto en el cuerpo. Mientras que la Mirena libera una hormona (levonogestrel) derivada de la progesterona, la cual está presente en los anticonceptivos orales, parches, anillos o inyecciones, el DIU T (T de cobre) “no produce ningún cambio en el ciclo hormonal femenino, pues la mujer ovula todos los meses. Su efecto es principalmente mecánico”, señala González.
Por su parte, la Mirena inhibe la ovulación e impide el desarrollo del moco cervical fértil, dificultando el transporte de los espermatozoides. “El efecto hormonal suprime el eje hipófisis-gonadal, inhibiendo la ovulación, el desarrollo endometrial e impide la formación de moco cervical fértil, por lo tanto también se ve dificultado el transporte espermático”, detalla el médico.

Otra diferencia radica en los excipientes (sustancias con las que está hecha). La “T de Cobre” está compuesta de cobre y plásticos; por su parte, la Mirena está compuesta también por plásticos, pero además incluye otros componentes. “Polietileno de baja densidad, sulfato de bario, elastómero de polidimetilsiloxano; membrana de polidimetilsiloxano, hilos de polietileno y pigmentado con óxido de hierro”, detalla el sito de fármacos Vadecum.

Riesgos y otros efectos

Como todos los métodos anticonceptivos, la Mirena también presenta un porcentaje de riesgo y efectos adversos para algunas mujeres. En relación a los riesgos que no funcione, la tasa de falla es de 0,2% al año de uso y 0,7% a los 5 años, similar a la de un uso responsable y puntual de las pastillas.
El Dr. Reinaldo González Ramos comenta que si bien cualquier mujer en edad reproductiva puede usarla, no recomienda su uso en mujeres que nunca han tenido actividad sexual y reconoce que es más fácil insertarla en mujeres que han tenido un parto previamente.
Sin embargo, el médico descarta totalmente su uso en embarazadas y mujeres que cursen alguna enfermedad ginecológica. “Hay que descartar infecciones ginecológicas, cuadros de sangrado uterino anómalo (o metrorragia), pólipos endometriales, miomas submucosos, malformaciones uterinas, tabique uterino”, detalla.

En relación a los efectos adversos, el ginecólogo señala el sangrado uterino irregular. Pese a que la Mirena produce amenorrea (ausencia de menstruación), en algunos casos “puede haber sangrado de distintas intensidades y duraciones impredecibles”, lo que puede ser una razón para retirarla y cambiar de método.
“Otros efectos adversos muy poco frecuentes son cefalea, dolor pélvico, disminución del líbido, nauseas, acné, hirsutismo, tensión mamaria y mastalgia (dolor en las mamas), quistes ováricos, expulsión del dispositivo y la perforación uterina durante la inserción”, cuenta González.

Dudas frecuentes

Una de las dudas más frecuentes del uso de la Mirena, se relaciona con su efecto en la vida sexual. Al respeto el doctor González asegura que este artefacto “no se puede ‘pasar a llevar porque queda dentro del útero’” y que el único problema que podría presentarse en la actividad sexual, es en caso de que la usuaria presentara un sangrado irregular.
Respecto al retorno a la fertilidad, en caso de mujeres que quieren embarazarse, el doctor comenta que “una vez retirado, se reinicia inmediatamente la actividad folicular u ovárica normal, y la mujer se puede embarazar desde ese momento en adelante”. Si bien Reinado comenta que no es necesario esperar, siempre es bueno consultar al ginecólogo en forma preconcepcional “para ver si está todo bien para intentar un embarazo”.
Para finalizar, el ginecólogo especialista en medicina reproductiva recomienda el uso de la Mirena. “Es un método recomendable, al igual que la contracepción oral o en parches o en anillo vaginal. Tiene indicaciones y contraindicaciones. Siempre debe ser recetado por un especialista e insertado por un ginecólogo o matrona con experiencia”, concluye.

TESTIMONIO DE MIEMBRO ASOCOEN CON EL MIRENA

Hola 
Soy Marisol tengo 39 años,soltera y no tengo hijos, diagnosticada hace 6 años con endometriosis severa etapa 4.
Me han hecho dos cirugías por motivo de esta enfermedad , he pasado por una serie de tratamientos para sobrellevar la endo y q no avanze en mi organismo, primero con inyecciones, luego con pastillas el vissane el cual me provoco una menopuasia  inducida efecto de  este medicamento pero lo resistí x 2 años ya q me empezó a causar una serie de problemas en mi sistema oseo articulaciones y el peso coorporal x estas razones me lo suspendieron y me recetaron el dispositivo hormonal (mirena). El cual es un tratamiento muy adecuado para manejar la endometriosis y que en.muchas pacientes a funcionado,  me lo colocaron el día 22 de marzo del presente año(2016) y pues al colocarlo fue relativamente fácil un poco molesto pero no mas, al cabo de 20 días empecé a sentir unas contracciones en mi espalda pensé que era normal mientras mi organismo se adaptaba al dispositivo pero empecé a tener mucho cólico y a tener una hemorragia fuerte y para mi sorpresa me fui al baño y allí lo expulse sin ningun problema , tuve mucho sangrado , al ir al ginecólogo la doctora me dijo q mi útero era muy grande y qué esta muy afectado x los focos de endometrio  esto causado a lo  largo de esta enfermedad, por esta razón estoy en ese 3% que expulsa el dispositivo  creando resistencia.
El tratamiento a seguir ahora es con pastillas anticonceptivas (guianda) por unos meses  y luego contemplar la posibilidad de sacar el útero x las condiciones en que se encuentra.

Att;
Marisol Cubillos Novoa


Apunte del Especialista: A raíz de la endometriosis, sus focos y lesiones, el útero esta gelatinoso,  en condiciones diferentes a un útero normal y por esto rechazo el dispositivo.

Consulten con el especialista.

fuente:http://www.biobiochile.cl/2016/04/23/mirena-el-nuevo-metodo-anticonceptivo-que-se-renueva-cada-5-anos.shtml 

Articulo manejo de lo sintomas dolorosos de la endometriosis con MIRENA en paciente con pelvix congelada
Revista colombiana de obstetricia y ginecologia vol 57 nº3. 2006 (211-215)

lunes, 18 de abril de 2016

Lo que debes saber de los quistes ováricos





El mes pasado, la actriz Lena Dunham fue hospitalizada debido a un quiste ovárico roto. Lena, quien sufre de endometriosis, previamente había hablado sobre su condición y cómo le ha afectado. De hecho, canceló un tour de prensa durante el estreno de la temporada más reciente de ‘Girls’, debido a esto.

Los quistes ováricos son pequeñas burbujas llenas de fluido que aparecen en o sobre los ovarios. No son poco comunes y también son causa de una complicación de la endometriosis. 

Pero aunque por el momento no los tengas, no quiere decir que no tengas el riesgo de desarrollarlos más adelante aunque no sufras de endometriosis. De hecho, muchas mujeres tienen quistes ováricos… y ni siquiera lo saben.

Estos quistes realmente no son un problema, hasta que crecen demasiado (torsión ovárica, el cual puede resultar con la pérdida de un ovario) o se rompen. Pueden derramarse, romperse y hasta estirarse, lo cual puede provocar muchísimo dolor.

Cada ovulación puede ser el inicio de la formación de un quiste. Y aunque no lo creas, son más comunes de lo que parece, porque casi no provocan síntomas. Así que muchas chicas andan por la vida sin saber que podrían estar en riesgo.

Y para saber si tienes quistes ováricos, tu ginecólogo debe hacer un ultrasonido, a menos que ya presentes síntomas. Y si eres una de las poco afortunadas, es importante que sepas que no hay mucho que puedas hacer para evitar que los quistes se rompan o se derramen. Lo único que realmente puedes hacer para prevenir los quistes… es tomar pastillas anticonceptivas.

Si crees que podrías ser propensa a tener quistes, las pastillas son el mejor anticonceptivo para evitar embarazos, mientras que la dosis de hormonas del DIU podría incrementar las probabilidades de desarrollar quistes.

Extrañamente, lo único que aumenta las probabilidades de tener un quiste ovárico roto… es el sexo. Si tienes relaciones mientras ovulas y el quiste está muy grande, es muy probable que se ropa.

Y el tratamiento puede ser diferente para cada quien. Hay mujeres que pueden tranquilizar el dolor con compresas calientes y medicamentos para el dolor, mientras que otras requieren cirugía. Si crees que tienes quistes… no te lo guardes, ve con un médico y descarta todas tus dudas.

fuente:https://www.elimparcial.com/EdicionEnLinea/Notas/VidayEstilo/15042016/1070823-Lo-que-debes-saber-de-los-quistes-ovaricos.html

jueves, 7 de abril de 2016

Fertilidad y alimentacion

Algunos casos de infertilidad se relacionan con alteraciones genéticas u hormonales, pero según informa IMEO, numerosos estudios han demostrado que aspectos relacionados con el estilo de vida y la alimentación en la pareja también juegan un papel decisivo.


Se estima que más del 15 por ciento de la población en España es infértil y que en los últimos años han aumentado las causas de esterilidad masculina, por lo que los especialistas del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) han elaborado una serie de pautas, actualizadas con la últimas evidencias científicas, para aumentar la fertilidad de las parejas que tengan dificultades de concepción, tales como disminuir los niveles de estrés o realizar cambios oportunos en la alimentación. 

Algunos casos de infertilidad se relacionan con alteraciones genéticas u hormonales, pero según informa IMEO, numerosos estudios han demostrado que aspectos relacionados con el estilo de vida y la alimentación en la pareja también juegan un papel decisivo. "En el momento en que empecemos a plantearnos un embarazo hay que reducir los niveles de estrés y realizar algunos cambios en la dieta, teniendo en cuenta que sus efectos positivos en la fertilidad empezarán a dar sus frutos a partir del tercer mes", ha señalado el naturópata experto en nutrición y portavoz de IMEO, Rubén Bravo. 

La psicóloga del IMEO, María González Fernández, ha explicado que "el estrés que experimentamos, además de disminuir la libido (falta de deseo sexual), induce una reacción en el cerebro que afecta a la dinámica del sistema reproductor.

 Esto se produce por que el cuerpo evita cualquier gasto de energía que pueda ser necesario para responder a la situación potencialmente peligrosa o de sobredemanda provocada por el estrés". "En el caso masculino la tensión severa y continuada puede disminuir en el varón los niveles de testosterona, dificultar la erección y ocasionar eyaculación precoz. En la mujer se estima que altos niveles de estrés y ansiedad provocan que ovule hasta un 20 por ciento de lo habitual, disminuyendo la posibilidad de que sus óvulos sean fecundados", han informado. 

 De esta manera se reduce la actividad nerviosa simpática, circula menos adrenalina en la sangre y a largo plazo desciende la presión arterial y la frecuencia cardíaca. En casos más graves también se puede recurrir al abordaje psicológico; existen terapias individuales y en pareja que pueden ayudar a resolver la dificultad para concebir hijos relacionada con altos niveles de estrés. "En estas situaciones se tiende a focalizar toda la atención y energía emocional en el hecho de concebir, sobreponiendo este objetivo a cualquier otro. Al no tener un control sobre ello se pone en riesgo la estabilidad de la pareja y el grado de satisfacción", ha señalado González. "Cuando logramos reducir los niveles de estrés, se restablece el equilibrio en la segregación de hormonas que intervienen en la reproducción y el funcionamiento de nuestro sistema nervioso autónomo, facilitando así la capacidad de concepción", ha explicado.


 CAMBIOS EN LA ALIMENTACIÓN


Respecto a la alimentación, el IMEO ha indicado que "en la gran mayoría de los alimentos de consumo cotidiano se encuentran pequeñas dosis de productos químicos en forma de edulcorantes, conservantes, abonos químicos en la tierra, pesticidas en los cultivos, hormonas en algunas carnes, etc., que por separado no tienen efectos nocivos sobre la salud, pero que unidos y durante un consumo prolongado podrían estar perjudicando aspectos como la fertilidad y la capacidad de engendrar hijos". La nutricionista del IMEO, Andrea Marqués, ha recomendado "tener especial cuidado con las frutas y verduras expuestas a herbicidas y pesticidas; con las carnes de animales que han sido tratados con hormonas como pollos de crecimiento invasivo o ganado vacuno; conservas de lata o alimentos envasados en plástico que pueden contener más trazas de Bisfenol A (un disruptor endocrino que interfiere en el ciclo hormonal); y también hay que evitar las acrilamidas que se filtran a través de la fritura de los hidratos de carbono". La experta también ha aconsejado reducir estimulantes como la cafeína y la teína; y controlar el peso, "ya que estar muy por encima o muy por debajo del peso considerado normal también puede resultar un factor a tener en cuenta, al igual que el consumo de bebidas alcohólicas y el tabaquismo". 

PAUTAS NUTRICIONALES 


Además de los alimentos que se deben evitar, Marqués ha establecido unas pautas a seguir para mejorar la fertilidad, como aumentar el consumo de frutas y verduras ricas en antioxidantes (zanahoria, arándano, tomate); aumentar el consumo de ácidos grasos omega 3 a través de nueces o pescado azul; incluir proteínas animales en el menú por su aporte en hierro (pollo ecológico, carne roja una vez a la semana o mariscos con concha); consumir lácteos diariamente para asegurar un correcto aporte de calcio; mantener unos niveles adecuados de ácido fólico antes y durante el embarazo, ya que es imprescindible para el desarrollo del bebé. Aumentar el deseo sexual y la líbido con alimentos con poder afrodisiaco como plátano, frutos del bosque o chocolate negro, pueden ayudar también; al igual que potenciar la fertilidad masculina con aportes adecuados de zinc (pescado, marisco, huevos, lácteos), vitamina C (tomate, kiwi) y selenio (cereales integrales y frutos secos). 


HERBOLOGÍA Y COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS 


Estos cambios en la alimentación se pueden acompañar de otros complementos. Desde IMEO recomiendan para los hombres "el extracto de la raíz de la Maca Andina, que aumenta los niveles de testosterona, la cantidad de esperma útil y la movilidad de los espermatozoides; también la L-Carnitina, que incide en los procesos de formación, regeneración y maduración del esperma; y el extracto de semillas de Griffonia, que ayuda a reducir los niveles de estrés".









viernes, 1 de abril de 2016

Dieta de la fertilidad: 10 consejos de alimentación que podrían ayudar a quedar embarazada

Si bien la infertilidad está ocasionada en su mayoría por problemas genéticos y hormonales, la alimentación también puede influir en nuestros planes de quedar embarazada.


Según explicó la especialista en obstetricia y ginecología Isabel Santillán al sitio español Vogue “La alimentación afecta a la capacidad de quedarnos embarazadas y a la de tener un niño sano mediante dos mecanismos: modulando el porcentaje de grasa corporal y por ser la vía de incorporación de determinadas sustancias que pueden aumentar o disminuir la fertilidad en distintos aspectos”
Si estás teniendo problemas para quedar embarazada te aconsejamos hacer algunos cambios en el modo en el que te alimentas. Para esto, Vogue resumió una dieta para la fertilidad en 10 recomendaciones. Presta atención.

1. Consurmir productos frescos y naturales

Consumir frutas y verduras puede ser un muy buen complemento para los tratamientos de fertilidad ya que según explicó Santillán los antioxidantes como el resveratrol y la vitamina Cdegradan los radicales libres evitando que dañen nuestros óvulos.

2. No consumir alimentos contaminados con herbicidas y pesticidas

Ingerir alimentos que hayan estado expuestos a herbicidas y pesticidas también pueden influir en la infertilidad. Sobre todo las manzanas, uvas, apio, espinacas, pepinos, tomate cherrys, y papas que según el Environmental Working Group son las frutas y verduras más contaminadas.
“Existen muchas sustancias tóxicas que pueden alterar el ambiente hormonal y la reproducción. Estas sustancias se llaman disruptores endocrinos, disminuyen la fertilidad y pueden producir alteraciones genéticas heredables y problemas en el bebé que se está desorollando” explicó la especialista.

3. Consumir proteína animal

Es recomendable consumir pollo, carne roja y mariscos al menos una vez a la semana ya que la deficiencia de hierro es también es uno de los síntomas de infertilidad.

4. Consumir pescado azul

La especialista aconsejó aumentar la ingesta de vitamina D presente en el pescado azul ya que mejora el entorno en que se desarrollan los óvulos.
Además, recomendó tener cuidado con el atún rojo ya que contiene mercurio y disminuye la posibilidad de quedar embarazada o tener un hijo sano.

5. Tener precaución con los alimentos en conserva

Los alimentos envasados en lata o en plástico pueden contener Bisfenol A que interfiere en el ciclo hormonal por lo que no es recomendable consumirlos si tenemos planes de ser madres.

6. Comer chocolate para reducir el estrés

“El estrés induce un retraso o, incluso, una inhibición de la hormona que desencadena la ovulación. Además, produce un aumento de glucocorticoides, de adrenalina y de noradrenalina que podrían disminuir la receptividad del útero o los embriones” explicó Santillán.
Comer chocolate puede ayudar a reducirlo, sobre todo el chocolate negro puro que contiene triptófano conocido como el aminoácido de la felicidad.

7. Evitar el azúcar blanco y la harina refinada

Estos dos alimentos también pueden afectar tu fertilidad ya que aumenta el porcentaje de grasa y con ello la leptina, una sustancia que está relacionada con la alteración de los ciclos ovulatorios.

8. No tomar café

Seguramente ya lo sabías, pero es necesario recordarte que la cafeína y la teína “pueden provocar vasoconstricción de los vasos sanguíneos” y dificultar la implantación del óvulo.

9. Evitar las dietas

Seguir una dieta puede producir un déficit de ácido fólico y vitaminas B12 y B6, y aumentar la homocisteína una sustancia que favorece la aparición de trombos y aumenta la posibilidad de abortos.

10. Antioxidantes y vitaminas para ellos

Si bien la mayoría de las recomendaciones van dirigidas a la mujer es necesario que el hombre también realice modificaciones en su dieta incrementando la toma de antioxidantes y vitaminas para mejorar la calidad seminal.

fuente: http://www.biobiochile.cl/2016/03/21/dieta-de-la-fertilidad-10-consejos-de-alimentacion-que-podrian-ayudar-a-quedar-embarazada.shtml