jueves, 24 de marzo de 2016

Edición de genoma en embriones humanos es aprobada para investigación

El ente regulador de la fertilidad en el Reino Unido, ha otorgado a científicos del Instituto Francis Crick en Londres licencia para utilizar nuevas técnicas de edición del genoma en embriones humanos para un estudio específico.



Los investigadores planean utilizar la nueva técnica, llamada CRISPR-Cas9, para averiguar qué genes ayudan a desarrollar con éxito los embriones humanos. Se espera que el estudio inicie en los próximos meses, sujetos a obtener una aprobación ética.
Los resultados del proyecto, que se verían en los primeros 7 días de desarrollo del óvulo fecundado (a partir de una sola célula y hasta en 250 células), podrían dar nuevas pistas sobre por qué ocurren los abortos involuntarios, así como mejorar la comprensión de las tasas de éxito en tratamientos de fertilización in vitro (FIV).
La licencia de la Autoridad de Fertilización Humana y Embriología (HFEA, por sus siglas en inglés) no permite a los científicos desarrollar embriones en el laboratorio más allá de los 14 días luego de la fecundación, restringiendo el uso de embriones donados solo para fines investigativos, lo que no permite que sean transferidos a una mujer o utilizados en tratamientos. Los embriones serán donados por pacientes sometidos a tratamientos de fecundación in vitro quienes hayan dado su consentimiento para permitir el uso para la investigación de los embriones sobrantes.

Comprendiendo los cambios de las células en el óvulo fecundado

El estudio del instituto Crick será dirigido por el Dr. Kathy Niakan, cuya investigación se centra en la comprensión de los mecanismos moleculares y genéticos que regulan los cambios celulares en el desarrollo temprano de un ser humano.
Mediante el uso de CRISPR-Cas9 para modificar el genoma de un óvulo humano fertilizado, los investigadores serán capaces de, por ejemplo, localizar con precisión un gen específico o una sección de ADN y desactivarlos o reemplazarlos. Luego será posible observar cómo este cambio afecta el desarrollo del embrión durante 7 días.
El método CRISPR-Cas9 utiliza ARN (moléculas mensajeras que transcriben las instrucciones de ADN para producir proteínas) para guiar la enzima cas9 a la secuencia de ADN exacta que los investigadores deseen eliminar o reemplazar.

Inquietudes sobre cambios genéticos que ocurran en generaciones futuras

Los trabajos en la edición del genoma humano no son nuevos, los científicos han estado utilizando diferentes técnicas para modificar el genoma durante 30 años, pero los métodos anteriores, como nucleasas de dedos de zinc (ZFNs) y nucleasas Tale (Talens) han sido costosos y poco exitosos.
Debido a que la nueva técnica es más barata, más precisa y más accesible, aumenta la posibilidad de que la edición genética sea utilizada eventualmente en un contexto clínico, por lo que a algunas personas les preocupa que si la técnica se utiliza en la reproducción humana, podrían producirse cambios genéticos desconocidos para las generaciones futuras, en particular mientras más estudios revelan que los cambios en un gen pueden tener efectos sobre otros genes.
Tales preocupaciones son expresadas por las organizaciones benéficas a favor de la vida como Life, que han expresado su decepción por la decisión de la HFEA de permitir a los científicos modificar embriones humanos utilizando "tecnología incierta y peligrosa", como dice el director de educación para la vida Anne Scanlan:
"No sabemos qué efectos secundarios a largo plazo pueden presentarse con la manipulación de cadenas de ADN. Sin embargo, una vez que los cambios genéticos se hayan hecho, van a ser irreversibles y transmitidos a generaciones futuras."
La organización reconoce que, si bien la licencia HFEA no permite la implantación de embriones genéticamente modificados, envía el mensaje equivocado respecto al uso de la tecnología. Afirman que "se necesita con urgencia una prohibición internacional de la edición de ADN humano para así proteger el futuro de la especie humana."
Mientras tanto, otros organismos como la Genetic Alliance UK, que representa a personas afectadas por condiciones genéticas, señalan que los cambios que pasen entre generaciones podrían ser vistos como uno de los resultados más interesantes del método. En una reciente declaración sobre el debate opinan:
"El hecho de que los cambios puedan ser llevados por generaciones descendientes, podría significar la eliminación de la limitación de la vida y de condiciones genéticas mortales de familias que hayan sido afectadas de generación en generación".
Sin embargo, coinciden en que en su estado actual, CRISPR-Cas9 conlleva riesgos potenciales, y que la gente tiene razón para estar preocupada acerca de su seguridad y precisión en esta etapa. Pero también señalan que no hay planes por el momento para empezar a utilizar la edición del genoma en la reproducción.

Debate ético

Esta tecnología está evolucionando rápidamente, y el día en que se encuentre lista para su uso clínico, podría llegar más pronto de lo que pensamos. Es por ello que también es necesario un debate ético sobre su uso.
El debate ético sobre la edición genética gira en torno a la posibilidad de que los padres podrían tener la opción de escoger y elegir rasgos en sus hijos. Aquellos que argumentan en contra de la edición genética dicen que es una "pendiente resbaladiza hacia los bebés de diseño". Sin embargo, quienes argumentan a favor de la edición del genoma para uso clínico, argumentan que hay una diferencia entre usarla para crear seres humanos "mejorados" y ayudar a los bebés a desarrollarse libres de enfermedades genéticas. 

Fuente: nuestro benefactor Celagem
http://www.celagem.com/noticias-edicion-genoma.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario