martes, 19 de enero de 2016

Prevención: 'el faro' de la genética reproductiva

La genética aplicada a reproducción humana, en sus vertientes de investigación básica y clínica, es un arma de apoyo esencial para prevenir enfermedades que, en la actualidad, carecen de tratamiento efectivo. La punta del iceberg, que ya se aplica clínica y comercialmente, son unos test que determinan si una pareja que ha decidido tener hijos es portadora de alguna mutación recesiva capaz de producir que uno de cada cuatro de sus futuros hijos nazcan enfermos y se mueran por este hecho. "Aproximadamente el 5 por ciento de las parejas coinciden en una mutación recesiva que provoca que el 1,5 por ciento de los nacidos nazcan enfermos y mueran. Ello supone el 15 por ciento de ingresos hospitalarios y el 20 por ciento de la mortalidad infantil. Estos hechos, hoy por hoy, se puede prevenir", recalca a DM Carlos Simón, director científico de Igenomix, compañía de servicios especializada en Genética Reproductiva con sede en Valencia.
En estos días, Simón, también director científico del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), ha sido noticia por encabezar, junto a Antonio Pellicer y José Remohí, presidentes del IVI, y Juan Antonio García Velasco, director del IVI Madrid, la última clasificación de los mejores investigadores en la categoría de Obstetricia y Ginecología y de Biología Reproductiva, que elabora el Índice h, en un estudio que recoge y reconoce la cantidad y calidad de la producción científica de mayor impacto mundial. Este sistema de medición, diseñado por el estadounidense Jorge Hirsch, sirve para analizar la información procedente de la base de datos ISI Web of Knowledge.
Determinar la causa 

El ámbito de la reproducción también se extiende a otras pruebas, como el test de receptividad endometrial, gracias al cual los investigadores de Igenomix analizan el endometrio y concretan cuándo y dónde está su ventana de implantación para que se produzca la gestación. Los profesionales de Igenomix realizan esta prueba en las pacientes consideradas complejas, analizando actualmente cerca de 700 muestras de todo el mundo al mes.

El profesor también indica que, en el caso desgraciado de que se produzca un aborto espontáneo, uno de los objetivos es determinar qué motivos intrínsecos lo han producido. Así, las modernas tecnologías que se emplean en el test de restos abortivos, desarrollado por Igenomix como ERA y único en el mundo de sus características, determina de forma exacta si los restos abortivos provienen del bebé y no de la madre y si el no nacido tenía un problema cromosómico o no. "En Estados Unidos, por ejemplo, no analizar los restos abortivos o products of conceptions puede convertirse en un problema legal. En un aborto espontáneo, el hecho de que el embrión sea normal o cromosómicamente anormal cambia radicalmente la estrategia médica". A su juicio, este análisis del cariotipo abortivo debería realizarse en el primer aborto espontáneo y no esperar a abortos de repetición.
Útero artificial 

Simón también explica que hay mujeres que, por diversas razones, precisan trasplante de útero, injerto no autorizado en España. Una de las futuras vías podría ser el útero artificial, en el que ya trabaja el equipo de Simón. "Es un proyecto experimental que puede desarrollarse a través de varios manejos técnicos, como la impresión 3D o mediante un patrón de descelularización y de reconstrucción".

Opción a la amniocentesis sin invasión y con alta especificidad y sensibilidad
Que la genética está abriendo las puertas a la medicina preventiva del futuro es un hecho que ya ha empezado a tener sus traducciones clínicas. Uno de los ejemplos está en el test prenatal no invasivo NACE (Non Invasive Analysis for Chromosomal Examination) que supone una opción, en casos estudiados y seleccionados de riesgo, frente a técnicas invasivas como la amniocentesis o la biopsia de vellosidad corial, para la detección de alteraciones cromosómicas fetales. Desarrollado por la compañía Igenomix, el NACE ya se encuentra en la cartera de servicios de algunos hospitales españoles.
Lecturas de ADN 
Carmen Rubio, directora del Laboratorio de Diagnóstico Cromosómico de la citada empresa, explica que "esta prueba es especialmente válida para mujeres con resultado anormal en el cribado del primer trimestre, con embarazos anteriores con síndrome de Down, o que presentan un hallazgo sospechoso en las ecografías". Es rápido -los resultados se obtienen en tres días- y sus tasas de especificidad y sensibilidad superan, en muchos de los índices estudiados, el 99 por ciento. Una variación, el NACE ampliado, incluye detección de trisomía para los cromosomas 9 y 16, relacionados con abortos espontáneos, "e identifica seis microdeleciones asociadas a graves síndromes genéticos".

David Blesa, responsable de Investigación y Desarrollo de Productos de Secuenciación Masiva, indica que el proceso de transferencia tecnológica de datos está protocolizado y es muy exhaustivo por la importancia de los resultados del diagnóstico. Puede realizar hasta 25 millones de lecturas de ADN fetal.

La fascinante inmortalidad del útero

Otro gran proyecto del equipo de Carlos Simón gira en torno a la medicina regenerativa con células madre en el síndrome de Asherman, en el que el endometrio está cicatricial y, por tanto, destruido el embarazo. Tras descubrir las células madre endometriales, hallazgo mundial de Simón publicado en Plos One, también ha concretado cuál es la población celular que reconstruye el endometrio. "Los cambios mensuales en el endometrio con la menstruación son fantásticos, con una ingente cantidad de células madre que también provienen de la médula ósea". El proyecto se centra en administrar una medicación para movilizar un tipo especial de célula madre que se produce en la médula ósea. "En sangre, se toman esas células, se introducen, a través de la arteria ilíaca a las pacientes con síndrome de Asherman y se entierran en el nicho, lugar del endometrio donde se producen las células madre, creando endometrio". En el estudio, primero de sus características, ha colaborado el Clínico de Valencia y está a la espera de publicación en la revista Human Reproduction.

fuente: 
http://genetica.diariomedico.com/2016/01/18/area-cientifica/especialidades/genetica/prevencion-el-faro-de-la-genetica-reproductiva-

No hay comentarios:

Publicar un comentario