viernes, 25 de diciembre de 2015

Una mayor cantidad de ciclos de fecundación in vitro puede ser beneficiosa


Aunque la fertilización in vitro (FIV) es a menudo limitada a 3 o 4 ciclos de tratamiento, nueva investigación demuestra la eficacia de ampliar el número de ciclos de fecundación in vitro más allá de esa cifra, según concluye un estudio publicado en la revista 'JAMA'.

La fertilización in vitro se detiene habitualmente después de 3 ó 4 transferencias embrionarias sin éxito, con tres transferencias fallidas etiquetadas como "repetidos fallos de implantación".

Debbie A. Lawlor, de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, y sus colegas examinaron el grado en el que repetidos ciclos de FIV siguen aumentando la probabilidad de un nacimiento vivo, definiendo un ciclo de FIV como el inicio del tratamiento con la estimulación ovárica y todas las transferencias de embriones frescos o congelados separados resultantes.

El estudio incluyó a 156.947 mujeres de Reino Unido que recibieron 257.398 ciclos de fecundación in vitro de estimulación ovárica entre 2003 y 2010 y fueron seguidas hasta junio de 2012. La media de edad al inicio del tratamiento fue de 35 años y la media de duración de la infertilidad para todos los ciclos fue de 4 años.

En todas las mujeres, la tasa de nacidos vivos para el primer ciclo fue de 29,5 por ciento, manteniéndose por encima del 20 por ciento en el cuarto ciclo. La tasa de nacidos vivos ajustada a pronóstico acumulada en todos los ciclos siguió aumentando hasta el noveno ciclo, con el 65 por ciento de las mujeres consiguiendo dar a luz un niño vivo en el sexto ciclo.

En las mujeres menores de 40 años con sus propios ovocitos (óvulos), la tasa de nacidos vivos para el primer ciclo fue de 32 por ciento y se mantuvo por encima del 20 por ciento hasta el cuarto ciclo. Seis ciclos lograron una tasa de nacidos vivos ajustada acumulada del 68 por ciento.

Para las mujeres de 40 a 42 años de edad, la tasa de nacidos vivos para el primer ciclo fue de 12 por ciento, con 6 ciclos que logran una tasa de nacidos vivos ajustada a pronóstico acumulada del 31,5 por ciento. Para las mujeres mayores de 42 años, todas las tasas dentro de cada ciclo fueron de menos del 4 por ciento.

No se observó diferencia de edad entre las mujeres que utilizan ovocitos de donantes. Las tasas eran más bajas para las mujeres con una pareja con infertilidad masculina sin tratar en comparación con aquellos con cualquier otra causa pero en tratamiento con inyección intracitoplasmática de espermatozoides o la donación de esperma.

Las mujeres menores de 40 añas, las que utilizan ovocitos de donantes y las personas con una pareja con infertilidad masculina tratada con cualquier inyección intracitoplasmática de esperma o donación de esperma alcanzaron tasas de nacimientos vivos tras cinco o seis ciclos, teniendo una media de dos años de intentos, que fueron similares a las tasas en las parejas que estaban tratando de concebir y no estaban usando ningún tipo de tratamiento después de un promedio de un año.

El estudio también mostró que el número de óvulos recuperados después de la estimulación ovárica en un ciclo no influye en la tasa de éxito de nacidos vivos en los ciclos posteriores. Esto es importante porque a menudo se dice a las parejas que sus posibilidades de éxito con los tratamientos futuros es probable que sean pobres en los ciclos posteriores si no han tenido ninguna o sólo un pequeño número de óvulos recuperados en un ciclo.

"Estos resultados apoyan la eficacia de ampliar el número de ciclos de fecundación in vitro más allá de 3 o 4", escriben los autores, reconociendo que para algunas parejas, el estrés emocional de repetir el tratamiento puede ser indeseable y el costo de un curso de tratamiento prolongado, con varios ciclos de estimulación repetida de ovocitos, puede ser insostenible para los servicios de salud, aseguradoras, o parejas. "Sin embargo, creemos que el potencial de éxito con nuevos ciclos se debe hablar con la pareja", concluye.

fuente: http://noticias.lainformacion.com/salud/reproduccion/una-mayor-cantidad-de-ciclos-de-fecundacion-in-vitro-puede-ser-beneficiosa_qETLZHeX16tZQCNcwYmyl7/

jueves, 17 de diciembre de 2015

La 'esterilidad social', causa frecuente de infertilidad

El consumo de alcohol, tabaco y café, el sedentarismo y retrasar la maternidad son algunas de las causas de la esterilidad social, según un estudio realizado por Miguel Gallardo, que ha originado una campaña de prevención por parte de la Fundación Ginemed y la Universidad de Sevilla.



Llevar una vida sedentaria, el consumo excesivo de café, tabaco o alcohol, una dieta grasa, el contacto con productos químicos o el retraso de la edad materna son algunos de los malos hábitos que originan la esterilidad por causas sociales, según el trabajo titulado Evaluación de la fertilidad que pone de manifiesto que tras la llamada esterilidad social se esconden más malos hábitos que razones clínicas.
El objetivo del trabajo ha sido desarrollar e implantar una consulta web de evaluación de la fertilidad de las mujeres, de forma que puedan hacer una planificación familiar informada, atendiendo a sus posibilidades reales de lograr un embarazo. "Está orientada a mujeres que no tienen por qué haber estado expuestas al embarazo, simplemente quieren conocer sus posibilidades futuras", ha señalado Miguel Gallardo, de la Fundación Ginemed y autor del trabajo.
La infertilidad afecta aproximadamente a un 15 por ciento de las parejas que viven en países desarrollados, según datos de la Fundación. Precisamente, este test de fertilidad consta de cuatro apartados donde, a través de diecisiete preguntas, las mujeres pueden conocer su fertilidad actual, que depende de factores personales, clínicos o del estilo de vida, principalmente del retraso de la edad materna y los malos hábitos de vida. "Al finalizarlo, a título orientativo, se otorgan unas recomendaciones médicas de carácter teórico y práctico en función de los resultados".
La base de este cuestionario proviene de un algoritmo de detección de mujeres infértiles. En sus primeros meses de funcionamiento, se han recibido casi 5.000 visitas y "los resultados que tenemos hasta ahora -adelanta Gallardo- son reveladores del interés de la población femenina por conocer sus posibilidades reales de concebir y, sin duda, puede ser una fuente útil de datos médicos para futuros estudios sobre la población en edad reproductiva española. Por ejemplo, sabemos que un 65 por ciento de las mujeres que rellenaron el cuestionario eran menores de 35 años y que sólo un 39 por ciento presentaba un resultado del cuestionario verde o amarillo, correspondiente a unos factores de fertilidad óptimos".


Miguel Gallardo, de la Fundación Ginemed y autor del trabajo. 


Campaña de prevención
Gallardo recomienda no retrasar la maternidad más allá de los 35 años y recuerda que los malos hábitos de vida afectan por igual a la mujer que al varón. A raíz de este trabajo, que ha contado con la dirección académica de Guillermo Antiñolo, jefe de Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Virgen del Rocío, y de Pascual Sánchez, director médico de Ginemed, la Universidad de Sevilla junto con dicha Fundación ha puesto en marcha una campaña de prevención contra la esterilidad social, con el objetivo de sustituir los malos hábitos por hábitos saludables.
La campaña gráfica advierte a través mensajes positivos de los hábitos que afectan a la fertilidad como, por ejemplo, con una dieta equilibrada o con veinte minutos de ejercicio al día se prolonga la fertilidad, y también mediante mensajes en clave negativa dirigidos a evitar los malos hábitos como, por ejemplo, el consumo excesivo de café afecta a la fertilidad o cada cigarro que se fuma reduce las posibilidades de quedarse embarazada.

fuente: http://www.diariomedico.com/2015/12/14/area-profesional/entorno/la-esterilidad-social-causa-frecuentes-de-infertilidad-


miércoles, 2 de diciembre de 2015

La edad en que llegó tu primer periodo ¿podría determinar tu salud?

Un nuevo estudio publicado recientemente, investigó la relación entre eventos importantes en la reproducción de la mujer (la edad de su primer periodo, el parto, amamantar y la menopausia) y otros factores (tales como el uso de anticonceptivos y su vida sexual) con su salud a largo plazo.




El equipo de investigadores en Europa recopiló la información de 322 mil 972 mujeres de 25 a 70 años y le dieron seguimiento 13 años después. 

Después de ese tiempo, 14 mil 383 de las mujeres habían muerto, y el equipo de investigadores descubrió que el riesgo de muerte era mucho menor en mujeres que habían tenido hijos, amamantado, usado métodos anticonceptivos orales y habían tenido su primer periodo a los 15 años o más.

El parto, amamantar, el uso de métodos anticonceptivos orales y una edad media del primer periodo puede estar seriamente vinculado con tu estado de salud a largo plazo. Una importante teoría al respecto es que todos estos eventos disminuyen los niveles de estrógeno.

“Estos resultados recalcan la posibilidad de que los mecanismos hormonales puedan explicar la relación entre estos eventos reproductivos con el riesgo de mortalidad. Un mecanismo compartido para amamantar y el uso de métodos anticonceptivos es que ambos reducen la producción de estradiol endógeno.”

Por su parte, mientras que las mujeres que tienen hijos y los hayan amamantado sí tienen menores probabilidades de sufrir ciertas enfermedades (como cáncer de mamá, según un estudio), no quiere decir que una mujer que no haya tenido hijos sea menos saludable: “La información del estudio sugiere que las mujeres sin hijos tenían un peor estado de salud dado que fumaban más y no hacían ejercicio.”

En cuanto a la edad del primer periodo, el estudio recalca que “tener el periodo a una edad menor (los 12 o antes) ha sido asociado con una elevada presión arterial, intolerancia a la glucosa y obesidad a largo plazo. Es por eso que el riesgo de mortalidad de eleva”  



Factores que modifican el momento de aparición de la menarquia

  • Factores genéticos familiares : en una misma familia la mayoría de las mujeres tienen su primera menstruación en edades similares.
  • Factores alimenticios : por déficit de nutrientes, ya sea por mala alimentación por causas económicas o de tipo voluntario como la anorexia nerviosa.
  • Diferencias raciales.
  • Vivir a diferentes alturas en relación al nivel del mar.
  • La zona geográfica: en los climas cálidos la edad de la menarquia suele ser inferior.
  • Problemas de tipo emocional.
  • La práctica de una actividad deportiva intensa como la que llevan a cabo las gimnastas deportivas, suelen retrasar la primera menstruación.
  • La calidad de vida.
  • Los factores climáticos.


Qué tendencias observamos en la edad de la menarquia?

La edad de estreno de la primera menstruación en una mujer en concreto es el resultado de la combinación de múltiples variables (genéticas, nutricionales, actividades físicas, etc.). 
Sin embargo la mejora de las condiciones sanitarias y alimentarias de las que han podido disfrutar las últimas generaciones, es una de las principales explicaciones de la bajada significativa de la edad de aparición.
  • La edad de la menarca  ha ido descendiendo a través de las décadas.
  • Hace un siglo y medio esta edad se situaba entre los 16 y los 17 años.
  • Actualmente la edad promedio es de 12.5 años, con un variación normal entre los 9 y los 14 años.



sabias que: 

La Pubertad, Normalmente Comenzaba a los 15 Años, en la Actualidad Comienza a los 7, 8 Y 9 Años de Edad


En el siglo 19 la aparición de la menstruación comenzaba alrededor de los 15 años de edad.

El tiempo durante y antes de la pubertad es una etapa de rápido desarrollo y cambios, que es la razón por la que incluso los meses cuentan cuando se trata de la primera menstruación.
Antes de la menstruación, las niñas comenzaran a desarrollar los primeros signos de desarrollo, como el crecimiento de las mamas y de pelo púbico.
Actualmente, estos signos se están volviendo más y más comunes entre las niñas de 7,8 y 9 años de edad, sumándole que muchos médicos en lugar de diagnosticar a las niñas como que algo anda mal, simplemente cambian la definición de lo qué es normal…pero, ¿realmente es “normal” que las niñas maduren a una edad tan temprana?
En el caso de la pubertad temprana existen más preguntas que respuestas, pero lo que es cierto es que las niñas se están desarrollando antes de lo que lo habían hecho hace 10,20 y 30 años atrás.
Un estudio publicado en la revista Pediatrics reveló que a los 7 años, el 10 por ciento de las niñas blancas, el 23 por ciento de las niñas de color, el 15 por ciento de las niñas hispanas y el 2 por ciento de las niñas asiáticas habían comenzado a desarrollar senos, los investigadores señalaron:ii
"La proporción de niñas que tuvieron desarrollo de los senos a las edades de 7 y 8 años, sobre todo entre las niñas blancas, es mayor que la reportada en estudios de las niñas que nacieron hace 10 o 30 años antes."
La pubertad temprana puede establecer el escenario para problemas emocionales y de conducta, y está relacionado con una autoestima baja, depresión, trastornos de la alimentación, consumo de alcohol, pérdida temprana de la virginidad, más parejas sexuales y un mayor riesgo de enfermedades de transmisión sexual. También hay evidencia que sugiere que estas niñas están en mayor riesgo de diabetes, enfermedades del corazón y otras enfermedades cardiovasculares, así como el cáncer, más tarde en la vida.
Por todo esto, las recomendaciones para las niñas, jovenes y mujeres son: llevar una vida saludable, hacer ejercicio de manera regular, consumir vegetales , frutas y orientarse con un profesional sobre la alimentacion mas adecuada, asi como evitar el cigarrillo y el licor.


Fuente:

 http://www.elimparcial.com/EdicionEnLinea/Notas/VidayEstilo/01122015/1032838-La-edad-en-que-llego-tu-primer-periodo-podria-determinar-tu-salud.html
http://salud.ccm.net/faq/3029-a-que-edad-la-primera-regla
http://espanol.mercola.com/boletin-de-salud/causas-de-la-pubertad-precoz.aspx