lunes, 23 de julio de 2012

Cancer de endometrio



Que es



El cáncer de endometrio ocurre tanto en mujeres premenopáusicas (25%), como en mujeres post-menopáusicas (75%). La edad afectada más comúnmente está entre los 50 y los 59 años, y es raro ver casos en mujeres menores de 40 años. La mayoría de los tumores se detectan en estadios tempranos, por lo que el pronóstico y la morbilidad están en declive.


Se produce por la proliferación (crecimiento) anormal y descontrolado de las células del endometrio (capa mas interior de la pared del útero). 

Se postula que el crecimiento podría iniciarse a partir de la estimulación de las células endometriales por los estrógenos. El aumento de crecimiento podría ir haciéndose cada vez mas anormal hasta que se transforma finalmente en cáncer.
Este tumor maligno, puede crecer de tres maneras:

  • Crecimiento local: puede darse por extensión directa hacia abajo, al cuello del útero, o desde el endometrio (capa más interna del útero) hacia afuera, invadiendo el miometrio o mas allá de el, hacia órganos vecinos.
  • Diseminación linfática: el útero posee una rica red de vasos linfáticos que permiten el drenaje de la linfa a múltiples regiones de ganglios linfáticos. Si el cuello del útero está afectado se incrementa el riesgo de invasión de los ganglios de la pelvis.
  • Diseminación hematógena: esta diseminación es muy poco frecuente. Se produce a través de los vasos sanguíneos, preferentemente hacia el hígado, pulmones, huesos y cerebro.


Factores de riesgo

Los factores de riesgo son circunstancias que, de estar presentes, aumentan la probabilidad de desarrollar este tipo de cáncer. Aun así, el hecho de que una mujer presente uno de estos o varios, no garantiza que desarrollara cáncer de endometrio, así como el no tenerlos, no garantiza no llegar a padecer este tumor. Entre ellos se encuentran:



  • Edad: El cáncer de útero es más frecuente a partir de los 50 años.
  • Hiperplasia del endometrio: Es una enfermedad benigna que consiste en el aumento del número de células endometriales. Suele aparecer a partir de los 40 años. En algunas ocasiones si no se administra el tratamiento adecuado, la hiperplasia puede evolucionar a  cáncer.
  • Obesidad: las mujeres obesas tienen más riesgo de desarrollar un cáncer de útero (endometrio) que las mujeres con peso normal.
  • Diabetes: La diabetes aumenta ligeramente el riesgo de aparición de este tumor.
  • Alteraciones hormonales: en aquellas condiciones en las que hay un exceso de estrógenos (hormonas femeninas), puede favorecerse el desarrollo de este cáncer. Serian ejemplos de este desbalance la menstruación temprana, la menopausia tardía, ciertos tumores de ovario, pocos embarazos o esterilidad, y la ya mencionada obesidad.
  • Fármacos: el uso de Tamoxifeno, droga que se usa en el cáncer de mama, durante periodos prolongados de tiempo, aumenta mínimamente el riesgo. La terapia de reemplazo hormonal que se indica a menopáusicas, por estar formada principalmente por estrógenos, puede favorecer la aparición de este tipo de cáncer .
  • Historia familiar:, Este tipo de cáncer puede darse en pacientes cuyas familias tengan historia de cáncer de colon hereditario o predisposición genética a otros tumores.
  • Raza: se observo que aunque este cáncer se presenta mas frecuentemente en mujeres de raza blanca, aquellas de raza negra tienen casi el doble de riesgo de morir a causa de este tumor.
  • Dieta: al igual que ocurre con otros canceres, dietas ricas en grasas aumentan el riesgo de contraer este cáncer. En este tipo particular de tumor, seria por la generación, a partir de la ingesta importante de grasas, de obesidad que ya es un factor de riesgo. Otros implican a las sustancias grasas como directamente relacionadas con el aumento del riesgo, a través de la interferencia con el metabolismo de los estrógenos.
  • Antecedentes de otros canceres: Aquellas mujeres que han padecido cáncer de mama o de ovario, tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer de endometrio.
  • Radiación previa de la pelvis: Aquellas mujeres que por algún otro motivo se hayan sometido a una irradiación de la pelvis, pueden favorecer alteraciones en las células de los tejidos pélvicos y a partir de allí, puede generarse un cáncer de endometrio.


Sintomas


Estos y otros síntomas pueden ser ocasionados por el cáncer del endometrio. Otras afecciones pueden ocasionar los mismos síntomas. Se debe consultar con un médico si se presenta alguno de los siguientes problemas:


  • Sangrado o secreción no relacionados con la menstruación (períodos).
  • Dificultad o dolor al orinar.
  • Dolor durante la relación sexual.
  • Dolor en el área de la pelvis.
  • pérdida de peso.


Dado que el cáncer del endometrio comienza adentro del útero, generalmente no aparece en los resultados de una prueba de Papanicolaou. Por esta razón, se debe extraer una muestra del tejido del endometrio y examinarlo bajo un microscopio para detectar células cancerosas. Se puede utilizar uno de los siguientes procedimientos:

  • Biopsia del endometrio: extracción de tejido del endometrio (revestimiento interno del útero) mediante la inserción de un tubo delgado y flexible a través del cuello uterino hasta el útero. El tubo se usa para raspar suavemente una pequeña cantidad de tejido del endometrio y extraer luego las muestras de tejido. Un patólogo observa el tejido bajo un microscopio para verificar si hay células cancerosas.
  • Dilatación y curetajecirugía para extraer muestras de tejido o el revestimiento interno del útero. El cuello uterino se dilata y se inserta una cureta (instrumento en forma de cuchara con un borde cortante) en el útero para extraer el tejido. Se pueden tomar muestras de tejido para observarlas bajo un microscopio y determinar si hay señales de enfermedad. Este procedimiento también se llama DyL.



Tratamiento

Para tratar el cáncer de endometrio se cuenta básicamente con cuatro formas de tratamiento: cirugía, radioterapia, terapia hormonal y quimioterapia. El uso de cada uno de ellos solos o combinados dependerá de la situación particular de salud de cada mujer así como del estadio que haya alcanzado su enfermedad.


Cirugía
La cirugía es el tratamiento más común para el cáncer del endometrio. Pueden utilizarse los siguientes procedimientos quirúrgicos:

  • Histerectomía total:  es aquella cirugía que extrae el útero e, inclusive, el cuello del útero. Cuando ambos se extraen a través de la vagina, la operación se denomina histerectomía vaginal, mientras que cuando se extraen mediante una incisión grande (corte) en el abdomen, la cirugía se denomina histerectomía abdominal total. El útero en su totalidad (cuerpo y cuello) pueden también extraerse a través de una pequeña incisión (corte) en el abdomen utilizando un laparoscopio, y la operación se denomina histerectomía laparoscópica total.
  • Salpingooforectomía bilateral: cirugía para extirpar ambos ovarios y ambas trompas de Falopio.
  • Histerectomía radical: cirugía para extirpar el útero, el cuello del útero y parte de la vagina. Pueden igualmente extraerse los ovarios, las trompas de Falopio y los nódulos linfáticos cercanos si se encuentran comprometidos.

Algunas pacientes podrán recibir radioterapia o terapia hormonal después de la cirugía para eliminar cualquier célula cancerosa que pueda haber quedado (es lo que se denomina “Terapia Adyuvante”).

Radioterapia 
La radioterapia es un tratamiento para el cáncer que utiliza rayos X u otros tipos de radiación para eliminar células cancerosas. Esta radiación puede aplicarse desde el exterior de la paciente dirigida hacia el área del cáncer, lo que es llamado Radioterapia externa, o aplicarse a partir de pequeñas “píldoras” o estructuras semejantes, que liberan la radiación desde el interior del paciente, en el sitio donde esta el cáncer. Esto ultimo se llama Radioterapia Interna.  El tipo que se utilice dependerá del estadio de la mujer. Los efectos secundarios de este tratamiento son ligera irritación de la piel, náuseas, diarrea, irritación rectal, irritación de vejiga o cansancio.

Terapia hormonal
Es un tratamiento contra el cáncer que elimina o bloquea la acción de hormonas, interrumpiendo el crecimiento de las células cancerosas, en aquellos casos en que estas células dependen de estas sustancias (hormonas) para su crecimiento. De esta forma si las pruebas revelan que las células cancerosas ofrecen sitios donde pueden adherirse las hormonas (receptores) se utilizan medicamentos, cirugía o radioterapia para reducir la producción de hormonas o impedir que funcionen y así impedir que el cáncer crezca.

Quimioterapia
Es el tratamiento que utiliza diferentes fármacos para destruir las células cancerigenas. Puede darse a través de la boca, es decir por vía oral o, ser administrado por vía endovenosa. Suelen usarse combinaciones de fármacos, que actúan en todo el organismo, a diferencia de la cirugía o la radioterapia que son terapias localizadas (actúan solo en el área del tumor). Los posibles efectos secundarios son alteraciones de los recuentos celulares (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas)  fatiga y anemia, alteraciones en la coagulación, diarrea, llagas en la boca y afección del sistema inmune con mayor predisposición a infecciones, perdida de cabello, etc.


                                                        Tipos de cáncer de endometrio


El tipo más común del cáncer de endometrio es el adenocarcinoma que está compuesto de células epiteliales glandulares malignas y que representa el 95% de los casos. Los adenocarcinomas endometriales se pueden dividir en dos tipos según cuan parecidas sean sus células cancerosas malignas, con las células normales de las que derivan (células epiteliales glandulares).

  • Tipo 1: Esta representado por el adenocarcinoma endometrioide, el cual  se llama de esta manera porque es el que mas se parece al tejido endometrial normal. Puede que no sea muy peligroso como para atentar contra la vida de la mujer y solo ocasionalmente se propaga a otros tejidos.
  • Tipo 2: Esta representado por el carcinoma de células claras y el carcinoma seroso papilar del endometrio, los cuales representan tan solo el 10% de los tumores malignos de endometrio y se caracterizan por no parecerse al endometrio normal. Tienen una probabilidad mucho mayor de propagarse y por lo tanto, son mas peligrosos.
  • Otros tipos menos comunes: están representados por los tumores mucinososescamosos e indiferenciados.



fuentes texto:
http://www.cancer.gov/espanol/pdq/tratamiento/endometrio/Patient/page1
http://www.oncologia.es/endometrio.php

También puedes leer:

http://www.cancer.org/Espanol/cancer/Cancerdeendometrio/Guiadetallada/cancer-de-endometrio-uterino-what-is-what-is-endometrial-cancer
http://www.entornomedico.org/enfermedadesdelaalaz/index.php?option=com_content&view=article&id=142:cancer-de-endometrio&catid=37:enfermedades-con-c-&Itemid=152


domingo, 22 de julio de 2012

Qué es la HORMONOTERAPIA?




Los medicamentos de hormonoterapia son un tratamiento de todo el cuerpo (sistémico) para el cáncer de mama de receptores de hormonas positivos. Los receptores de hormonas son como oídos de las células mamarias que escuchan las señales de las hormonas. Estas señales "encienden" el crecimiento en las células que tienen receptores.
La mayoría de los casos de cáncer de mama son de receptores de hormonas positivos.
  • Aproximadamente el 80 % de los casos son de receptores de estrógeno positivos.
  • Alrededor del 65 % de los casos de cáncer de mama con receptores de estrógeno positivos tienen también receptores de progesterona positivos.
  • Aproximadamente el 13 % de los casos de cáncer de mama son de receptores de estrógeno positivos y de receptores de progesterona negativos.
  • Alrededor del 2 % de los casos de cáncer de mama son de receptores de estrógeno negativos y de receptores de progesterona positivos.
Si el cáncer tiene receptores de estrógeno o de progesterona, se lo considera como cáncer con receptores de hormonas positivos.
Hay tres tipos diferentes de medicamentos indicados para la hormonoterapia:
  • inhibidores de la aromatasa:
    • Arimidex (nombre genérico: anastrozol) 
    • Aromasin (nombre genérico: exemestano)
    • Femara (nombre genérico: letrozol)
  • moduladores selectivos de los receptores de estrógeno (MSRE):
    • tamoxifeno
    • Evista (nombre genérico: raloxifeno)
    • Fareston (nombre genérico: toremifeno)
  • antagonistas del receptor de estrógeno (ARE):
    • Faslodex (nombre genérico: fulvestrant)
Los medicamentos indicados para la hormonoterapia se pueden utilizar para:
  • reducir el riesgo de recurrencia del cáncer de mama con receptores de hormonas positivos en estadio temprano
  • reducir el riesgo de cáncer de mama con receptores de hormonas positivos en mujeres que presentan un riesgo elevado pero con diagnóstico negativo de cáncer de mama
  • ayudar a reducir o desacelerar el crecimiento del cáncer de mama con receptores de hormonas positivos en estadio avanzado o metastásico
fuente:http://www.breastcancer.org/es/tratamiento/hormonoterapia/que_es.jsp
ver también:

http://www.seom.org/en/infopublico/guia-actualizada/que-es-y-como-funciona-la-hormonoterapia/1030-introduccion

http://www.unitedagainstprostatecancer.com/es/hormonal.html?q=1

http://es.paperblog.com/hormonoterapia-tratamiento-a-base-de-hormonas-i-392680/

jueves, 12 de julio de 2012

Relacionan un tipo de protector solar con la endometriosis

Es muy importante mantenernos informadas, les sugiero este articulo, no olviden recomendar nuestro blog a sus endoamigas, seguirnos en twitter @endocolombia y compartir la informacion que publicamos en nuestro grupo en facebook, Endometriosis e infertilidad Colombia,


El objetivo principal de nuestra Asociacion es brindarle informacion oportuna a la comunidad y promover el diagnostico temprano de la endometriosis e infertilidad, necesitamos de manos voluntarias que dediquen unos minutos de su tiempo a correr la voz........



Un nuevo estudio ha encontrado una posible relación entre un compuesto químico que se utiliza a menudo en la composición de los bronceadores y el riesgo de desarrollar una condición del útero: la endometriosis.
El estudio encontró una posible relación entre un ingrediente común de los protectores solares denominado benzofenonay el riesgo de desarrollarendometriosis, una condición en las mujeres que se caracteriza porque el tejido que recubre la parte interior del útero (llamado endometrio) crece fuera de la matriz y se extiende por ejemplo a las trompas de Falopio, a los ovarios, detrás del útero o incluso hacia el tejido que cubre la pelvis.
Para llegar a esa conclusión, publicada en Environmental Science & Technology, los investigadores analizaron la concentración de cinco tipos de benzofenonasen la orina de más de 600 mujeres que fueron evaluadas por endometriosis. ¿Qué encontraron? Que la benzofenona aparecía en la orina en el 97 por ciento de los casos.
En dosis bajas, la benzofenona ayuda a mantener estables los productos que se almacenan en envases claros, como los cosméticos. En cambio, en concentraciones elevadas, este compuesto se convierte en  un protector solar poderoso –cuando se aplica sobre la piel. Por eso, se emplea en una amplia variedad de productos que brindan protección contra los rayos ultravioletas (UV) del sol.
Ahora, el nuevo hallazgo ha dejado preocupados a los especialistas, que consideran que el cuerpo puede equivocarse y tomar a estos químicos como hormonas, sobre todo si se tiene en cuenta que no sólo se encuentran en los protectores solares sino también en otros productos cosméticos, como en las cremas hidratantes y en las lociones. Esto ocurre porque las benzofenonasimitan a los estrógenos del cuerpo (que son, junto con la progesterona, las dos hormonas femeninas características de las mujeres).
De todos modos, los mismos investigadores reconocen que todavía se necesitan más datos sobre este posible vínculo y consideran que este descubrimiento debería actuar como estímulo inicial que dé lugar a nuevos estudios más profundos sobre el tema.
Por su parte, unos representantes del Consejo de Productos de Cuidados Personales (Personal Care Products Council) consideran que estos resultados son inconsistentes y que la investigación es débil.
El temor es que, en base a este descubrimiento, muchas mujeres dejen de protegerse contra el sol, lo que puede aumentar las posibilidades de que desarrollen cáncer de piel. Por eso, antes de angustiarte y de dejar de cuidarte o de que dejes tus vacaciones, recuerda que se recomienda usar protector solar contra los rayos ultravioleta (UV) durante todo el año.
Para que te sientas más tranquila, puedes buscar en las etiquetas de los productos que no contengan benzofenonas, en particular, la llamada benzofenona-3, BP-3 u oxibenzona (aunque, en realidad, el estudio encontró que sólo un tipo de benzofenona estaba asociada a un mayor riesgo de desarrollar endometriosis: la benzofenona-1, que también se forma cuando el cuerpo descompone la oxibenzona que se usa, entre otras cosas, en los protectores solares).

fuente: http://www.vidaysalud.com/daily/mujeres/relacionan-un-tipo-de-protector-solar-con-la-endometriosis/?mqsc=E3271982

HOY RESUELVE TUS DUDAS SOBRE ENDOMETRIOSIS E INFERTILIDAD


las invitamos hoy al chat con el ginecologo especialista en endometriosis, a las 6:30 pm hora colombia, en el grupo endometriosis e infertilidad colombia, aprovechen el espacio para resolver inquietudes sobre endometriosis e infertilidad


http://www.facebook.com/groups/endometriosiscolombia/

viernes, 6 de julio de 2012

ENDO TESTIMONIOS



Diana del Grupo Endometriosis e Infertilidad Colombia


Siempre estuve emocionada por la llegada de mi menstruación, ya hasta había escogido qué marca de toallas.
Cuando por fin llegó estaba a unos días antes d mi cumpleaños, no tuve un dolor tan fuerte la primera vez, pero luego dejó de llegar por 4 meses entonces fuimos a la ginecóloga, y ella me dijo que la menstruación tardaría en controlarse y me pidió que esperara unos 6 meses más para volver donde ella y le dijera si la menstruación seguía así.

Cuando volví con ella me receto unas pastillas anticonceptivas Yasmin por 6 meses para regular mi menstruación pero aún tenía dolores, calambres, problemas para ir al baño, pies hinchados, piernas sorprendentemente heladas y dolor de cabeza, eran tan fuertes que si no me tomaba las pastas para el dolor no podía salir de mi cama, muchas personas dijeron que exageraba, que estaba siendo dramática, que se me pasarían, que solo quería llamar la atención y cosas así por el estilo.


La única persona que nunca pensó que exageraba era mi mamá (ella tuvo endometriosis y luego de que yo naciera le tuvieron que quitar el útero) así que antes de terminar el tratamiento con las pastillas me llevó donde otra ginecóloga y me mandó unaecografía, en ella no apareció nada, la otra opción que me dio la ginecóloga era la laparoscopia pero a mi mamá y a mi nos daba mucho miedo, hasta que un día tuve escalofríos,dolores, calambres, problemas para ir al baño, pies hinchados y mis pies y piernas estaban tan fríos que mi mamá se asustó tanto que tomó el teléfono y llamó a la ginecóloga para que me hiciera la laparoscopia, yo estaba nerviosa me molesta mucho como se siente la anestesia al final de la operación (me han operado 4 veces y cada una ha sido un infierno al despertar de la anestesia), al final se dieron cuenta que tenia endometriosis (a los 15 años); luego de la laparoscopia me pusieron a tomar pastillas anticonceptivaspor 6 meses seguidos (para que no llegue la menstruación), luego de eso tomo Belara (pastillas anticonceptivas) y duopas para los cólicos, eso me animó a leer sobre la enfermedad, como me descubrieron la enfermedad a tan temprana edad se supone es mas fácil manejarlo. no me molesta tener endometriosis, no quiero tener hijos, así que no me afecta saber si soy del 40% estéril o del 60% fértil, planeo tomar pastas y usar condón hasta la menopausia.

He sentido la compañía de mi madre que no pensó "eso se le pasará" como otras personas si lo hicieron y también adopté un grandioso perro mestizo que se sienta o se acuesta cerca de mis piernas cuando tengo cólicos y siempre sabe qué hacer(creo que una mascota ayuda mucho), mi papá también me apoyó a él podía decirle cuando tenía cólicos y él hacia todo lo que podía (ir a comprar pastas o hacerme un agua aromática).



Algo que me sorprendió fue encontrar personas que me entienden a través de grupos en facebook, es bueno tener algo de comprensión.

miércoles, 4 de julio de 2012

Terapia hormonal prolongada en mujeres perimenopáusicas y postmenopáusicas

Esta es una investigación contundente de la Organización Mundial de la salud , les recomiendo la lean


1. RESUMEN DE LA EVIDENCIA

Esta revisión se centra en los riesgos y beneficios del uso prolongado de terapia hormonal (TH); se excluyen los resultados inmediatos como los síntomas de menopausia (por ejemplo, sofocos). Se incluyeron quince estudios clínicos controlados aleatorizados en los que participaron 35 089 mujeres de entre 41 y 91 años. La revisión comparó un placebo con TH con todos los estrógenos (con o sin progestágenos) administrados por vía oral, transdérmica, subcutánea o intranasal.
Los revisores no detectaron un incremento en la mortalidad por cualquier causa o cualquier forma de TH. Sin embargo, la TH combinada (estrógeno más progestágeno) se asoció con un aumento de: tromboembolia venosa y eventos coronarios después de un año de uso, accidentes cerebrovasculares después de tres años de uso y enfermedad de la vesícula biliar y cáncer de mama después de cinco años de uso.
Del mismo modo, la TH con estrógenos solos provocó un incremento en la incidencia de accidentes cerebrovasculares y enfermedad de la vesícula biliar en mujeres mayores saludables postmenopáusicas. Por otra parte, se detectaron reducciones estadísticamente significativas en la incidencia de fracturas y cáncer de colon en las usuarias de todos los tipos de TH.
El número de participantes en los estudios clínicos varió enormemente; el número mayor se registró en el estudio clínico Women's Health Initiative (WHI) y el segundo más elevado fue el estudio clínico Heart and Estrogen/Progestin Replacement Study (HERS). El WHI contó con el abrumador número de 16 608 mujeres y, por lo tanto, los resultados de la revisión se determinan en gran parte por los resultados que arrojó este estudio clínico. Como señalaron los revisores, 11 de los 15 estudios clínicos incluyeron mujeres con una edad promedio de 55 años, tres estudios clínicos no proporcionaron las edades promedio y uno incluyó pacientes con una edad promedio de 48 años. Por consiguiente, aunque la revisión trata sobre el uso de TH en mujeres perimenopáusicas y postmenopáusicas, los resultados se aplican mayormente sólo a mujeres postmenopáusicas. El único análisis de subgrupo realizado en la revisión que incluyó mujeres de entre 50 y 59 años detectó un incremento en el riesgo de tromboembolia venosa, con el riesgo absoluto muy bajo y más elevado en mujeres de alto riesgo.
Es posible establecer una conclusión definitiva de la revisión: no se indica la TH para el tratamiento de enfermedades crónicas en mujeres mayores postmenopáusicas. La búsqueda de los estudios clínicos fue exhaustiva, y los datos se analizaron mediante métodos estándar. La presentación de los datos y hallazgos es clara.

2. RELEVANCIA EN LUGARES DE ESCASOS RECURSOS

2.1. Magnitud del problema

Tradicionalmente, en los países en vías de desarrollo, la menopausia y los problemas que ésta provoca se aceptan como un fenómeno fisiológico normal. Los sistemas de salud de los países en vías de desarrollo, muy preocupados con cuestiones como las enfermedades contagiosas, las deficiencias nutricionales, la mortalidad materna y perinatal, tradicionalmente prestaron escasa atención a los síntomas menopáusicos y a los problemas relacionados. Sin embargo, con la expectativa de vida en aumento entre las mujeres de países en vías de desarrollo, la prevalencia de la osteoporosis, la enfermedad cardiovascular y los problemas de las mujeres postmenopáusicas continúan incrementándose en forma considerable. Aproximadamente el 75% de las mujeres postmenopáusicas del mundo viven en estos países. Por lo tanto, los problemas de salud relacionados con la menopausia tienen una gran magnitud. Se desconocen las tasas de prevalencia reales del cáncer de mama, la osteoporosis postmenopáusica y otros problemas. Algunos autores han determinado que alrededor del 50% de las mujeres de más de 50 años padece osteoporosis (1). Actualmente, la prescripción de TH suele estar limitada a clínicas privadas en contextos urbanos. Existen varias razones para esto: (i) se margina a las mujeres mayores porque dependen económicamente de la familia; (ii) la TH es costosa; (iii) las mujeres tienen un modo de pensar que no les permite interferir con la naturaleza; y (iv) las mujeres están demasiado cohibidas como para buscar alivio de los síntomas de la menopausia.

2.2. Aplicabilidad de los resultados

La mayoría de los estudios incluidos en la revisión se llevaron a cabo en Canadá o EE. UU. Un estudio era de Hong Kong, pero ninguno de países en vías de desarrollo. Por consiguiente, es difícil generalizar los resultados a las mujeres de los países en vías de desarrollo que muestran una susceptibilidad y factores de riesgo diferentes a sufrir enfermedades crónicas. A diferencia de lo que sucede en los países desarrollados, la prescripción de TH en mujeres mayores asintomáticas jamás ha sido una práctica común en estos países; por lo tanto, es poco probable que esta revisión afecte las prácticas actuales en los países en vías de desarrollo.

2.3. Implementación de la intervención

Debido a que la TH no es común en los países en vías de desarrollo, la implementación de los hallazgos de esta revisión concierne a muy pocas mujeres y profesionales de la salud en contextos urbanos seleccionados en países en vías de desarrollo.

3. INVESTIGACIÓN

A fin de examinar la magnitud del problema, es necesario investigar la prevalencia e incidencia de las diversas afecciones que ocurren en las mujeres peri y postmenopáusicas en los países en vías de desarrollo.

Referencias

  • Pande KC. Prevalence of low bone mass in healthy Indian population. Journal of Indian Medical Association 2002;100:598–600.


fuente texto: http://apps.who.int/rhl/gynaecology/gynaecology_infertility/lscom/es/index.html