lunes, 5 de marzo de 2012

ENTENDAMOS LA ENDOMETRIOSIS (2)


Siguiendo con  el tema de la endometriosis vamos a tratar ahora lo siguiente:
EPIDEMIOLOGIA

La endometriosis se ha encontrado en mujeres entre 12 y 80 años, pero las edades más frecuentes para diagnosticarla es entre los 20 y los 50 años, con un promedio de 28 años.
La exposición a los estrógenos parece ser indispensable para esta enfermedad, razón por la cual se considera que se encuentra más que todo en la vida fértil de las mujeres.

En los casos severos parece haber un componente familiar, sin embargo los patrones encontrados son complejos y parece ser que requeriría múltiples factores para manifestarse (es lo que se llama multifactorial). Son factores de riesgo una exposición aumentada a la sangre de la menstruación, como en las mujeres que han tenido pocos hijos y acumulan mayor tiempo menstruando que las que han tenido varios hijos, al igual que las que usualmente tienen períodos menstruales más largos o ciclos más cortos.  La menstruación retrógrada (cuando cae algo de sangre en la cavidad uterina vía trompas) también incrementa el riesgo de presentar endometriosis.

DEMOGRAFÍA

La presencia de endometriosis en mujeres de edad reproductiva es muy variable. Diversos autores dan frecuencias entre el 2% y el 50%, y varía según el grupo de población estudiado.  Por ejemplo, entre mujeres que sufren infertilidad su frecuencia está entre el 21% al 47%.

Se cree que la exposición a contaminantes ambientales aumenta el riesgo de que una mujer manifieste endometriosis. Tal es el caso ante la exposición de dioxinas, que son químicos contaminantes ambientales, que se integran a la cadena alimenticia, y se acumulan en la grasa. Son extremadamente tóxicas y pueden provocar problemas de reproducción y desarrollo, afectar al sistema inmunitario, interferir con hormonas y, de este modo, causar cáncer. Todos tenemos contaminación con dioxinas y éstas son casi omnipresentes. 

Para leer más sobre dioxinas puede seguir este enlace: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs225/es/index.html

GENÉTICA

La transmisión a partir de los genes, en el caso de la endometriosis, se ha visto que es bastante compleja. Se ha encontrado que familiares de primer grado (por ejemplo madre e hijas) con endometriosis severa tienen un riesgo de 7% de presentarlo.  Esto se correlaciona con la observación de que en familias con historia de endometriosis severa los nuevos casos tienden a ser más severos y a presentarse más tempranamente.

¿CÓMO SE PRESENTA LA ENDOMETRIOSIS?

SIGNOS Y SINTOMAS:

La queja más frecuente en mujeres con endometriosis es la del dolor con la menstruación, que se vuelve más intenso con el tiempo.  El dolor generalmente empieza entes de la menstruación y continúa durante todo el período de sangrado. Se puede acompañar de dolor con las relaciones sexuales, dolor al orinar o al defecar. Es frecuente que las mujeres se quejen de dolor en la parte baja de la espalda o en los flancos.
El dolor, cuando hay endometriosis, se explica porque con cada ciclo menstrual el foco de endometriosis sangra y produce inflamación localizada alrededor del foco, causando dolor.

El segundo hallazgo más frecuente en la endometriosis es la infertilidad. Es claro que la endometriosis moderada o severa puede producir adherencia internas entre los órganos, entre ellos los ovarios y las trompas uterinas, dificultando que se produzca el encuentro entre el espermatozoide y el óvulo, o el adecuado transporte del óvulo ya fecundado.  En los caso de endometriosis leves también se afecta la fertilidad pero por otros mecanismos.

Cuando el médico examina a la paciente es notable la ausencia de hallazgos claros que lleven hacia el diagnóstico. En ocasiones se puede sospechar por encontrar nódulos dolorosos detrás de la matriz al hacer un tacto vaginal.

DIAGNOSTICO

Para hacer un diagnóstico certero se requiere ver los implantes de endometriosis dentro de la pelvis. Esto usualmente se hace por laparoscopia, sin abrir el abdomen http://www.ramiroarguellomd.com/Endometriosis.htm y muy raramente abriendo el abdomen (laparotomía).

Durante la laparoscopia se pueden ver directamente las lesiones. Estas tienen diferente aspecto, desde claras a oscuras (las llamadas “en quemadura de pólvora”) y se asocian con inflamación, fibrosis y hemorragia en el sitio.

Si una vez diagnosticada la endometriosis (recalco que el diagnóstico se realiza principalmente por laparoscopia y que no me refiero a simple sospecha de endometriosis) ésta se deja sin tratamiento, en aproximadamente dos terceras partes de las mujeres la endometriosis persistirá o empeorará.

Cuando la endometriosis ataca los ovarios y crea un quiste en él, es característico que el líquido que se acumula sea de color achocolatado (por eso algunos los llaman “quistes de chocolate”, aunque su nombre debería ser endometrioma) (ver figura que encabeza este artículo).

En la siguiente entrega les explicaré lo de la clasificiación de la endometriosis, eso de Estado I a IV.

Cordialmente, Dr. Ramiro Arguello A.  http://www.ramiroarguellomd.com/principal.htm


No hay comentarios:

Publicar un comentario