viernes, 4 de marzo de 2016

La fibromatosis Femenina



Cuando estudiaba en lyon, Francia ,en el año 2006, empecé a sentir dolores fuertes e insoportables cada vez que tenía el periodo menstrual, al comienzo empecé a tomar analgesicos para aliviar el dolor, pero este iba en aumento, asi que decidí visitar al especialista y tras un examen ginecológico el médico observó mi utero aumentado de tamaño, asi que me indico hacerme una ecografia transvaginal, como habia sido tratada hacía 10 años de endometriosis, tomé cartas en el asunto y decidí no esperar mucho tiempo, en la ecografia se vislumbró lo que yo temía, un mioma intrauterino de tamaño considerable, ese era el causante de mis colicos y luego de mis hemorragias que casi me llevan a tener anemia.

Tratamiento: Cirugia para extirpar ese tumor que en el 80% de los casos es benigno pero que debe ser extraido para mejorar la calidad de vida del paciente y permitir en un futuro la concepcion, y es que todas en algún momento de nuestras vidas queremos ser madres!!.

Tuve que esperar varios meses, pero finalmente cuando me encontraba en Buenos Aires haciendo una especialización, me programaron sin problemas una Miomectomía, y fué el Dr. Guillermo Poli, , especialista en ginecologia y obstetricia, en el Instituto Argentino de Diagnostico y tratamiento, quien se encargo de operarme, el mioma fue a patologia y todo perfecto no era maligno.

Después de esta operacion, no mas dolores, no mas hemorragias, no mas molestias lumbares, no mas idas al baño continuas, no mas distencion abdominal , Bienvenida calidad de vida.

La intención de compartir mi testimonio con ustedes, es incentivarlas a que primero se mantengan informadas, segundo, si tienen alguno de estos sintomas: consulten a su especialista y tercero NO ESPEREN, cada dia que pasa es un dia que puede ser aprovechado para mejorar tu vida. Actúa.

Aqui va un articulo sobre la fibromatosis femenina, muy interesante, agradezco  a Ginecoweb por su valiosa informacion.

Luz Marina Araque
FundadoraAsociacion Colombiana de Endometriosis e Infertilidad



La fibromatosis uterina es la patología tumoral benigna más frecuente del aparato genital femenino, se produce por acción del estrógeno (hormona femenina), el cual produce proliferación del músculo liso uterino y formación de tumores musculares llamados miomas, fibromas o leiomiomas, que pueden crecer hacia la cavidad uterina o hacia la cavidad abdominal, de tamaño variable.

La fibromatosis uterina se presenta en aproximadamente el 20% de las mujeres en edad reproductiva.

Los podemos conseguir de tres tipos: intramurales, subserosos y submucosos.

Intramurales: se desarrollan en la pared uterina, aumentando el tamaño del útero, lo que en algunos casos se evidencia en el examen ginecológico. Crecen generalmente hacia la luz uterina. Son los fibromas más comunes. Provocan dolor pelviano, aumento del sangrado menstrual, dolor de espalda y congestión pelviana.
Subserosos:  se desarrollan bajo la capa externa que cubre el útero y se expanden hacia fuera, dándole aspecto nodular. Generalmente no afectan el flujo menstrual, pero suelen provocar dolor y congestión y distensión pelviana. Algunos de ellos, pedunculados, suelen confundirse con lesiones ováricas. El diagnóstico se hace con ecografía y/o resonancia magnética

Submucosos: Están justo por debajo de la capa interna del útero. Son los menos frecuentes, pero los más sintomáticos. Se manifiestan con dolor, congestión, con aumento del sangrado menstrual y generalmente períodos más prolongados que los habituales.



Netter, CIBA Inc


CUALES SON LOS SINTOMAS?

La mayoría de los fibromas son asintomáticos, sólo el 10-20% de las mujeres requieren tratamiento.
De acuerdo a su localización, tamaño y cantidad, la paciente puede presentar los siguientes síntomas:

  • Ciclos menstruales prolongados, asociados a veces con hemorragias fuera del ciclo, que puede llevar incluso a provocar anemia. Este es el síntoma más frecuente asociado a los fibromas.
  • Intensos dolores menstruales. (dismenorrea)
  • Dolor pelviano, distensión, debido a la masa fibroide o al peso de la misma, que comprime las estructuras pelvianas vecinas.
  • Dolor de espalda, flancos o incluso de las piernas, debido a la compresión de estructuras nerviosas.
  • Dolor durante el acto sexual.
  • Presión en el sistema urinario, con aumento de la frecuencia miccional, incluyendo la necesidad de levantarse a orinar por las noches. En algunos casos, los fibromas comprimen los uréteres que conectan la vejiga con los riñones, bloqueando el normal pasaje de la orina desde los riñones.
  • Compresión del intestino, provocando constipación o alteraciones del hábito intestinal. Distensión abdominal, haciendo creer un inexistente aumento de peso.
COMO LOS DETECTAMOS?

En general los miomas primero se detectan durante el examen ginecológico, cuando el médico percibe el aumento de tamaño del útero.
Su presencia se confirma entonces mediante ecografía transvaginal.
Los miomas también se pueden apreciar a través de resonancia magnética (RM) o tomografía computarizada (TC), exámenes que tampoco producen dolor y que permiten un diagnóstico preciso.
Finalmente, la histeroscopia diagnóstica es una excelente opción, principalmente para evaluar la presencia de miomas submucosos. Un tubo muy fino (3 mm de diámetro), ligado a una microcámara de televisión, es introducido a través de la vagina y del cuello uterino hasta el útero, permitiendo al médico visualizar su interior y tomar muestras del tejido para análisis. Este procedimiento es realizado por el ginecólogo y se puede llevar a cabo en el mismo consultorio bajo anestesia local.


COMO PODEMOS TRATARLOS?

Las opciones de tratamiento dependen del tamaño, la localización, la sintomatología y el posible deseo gestacional.
Si los miomas son pequeños y permanecen estables, es decir, no crecen y la paciente no tiene síntomas, el mejor tratamiento serán los controles ginecológicos periódicos. Si se observa que los miomas crecen y/o empiezan a dar sintomatología como: dolor, aumento de volumen abdominal y sangrados excesivos; determinados fármacos como los anticonceptivos, la progesterona y los antiinflamatorios que inhiben la síntesis de las prostaglandinas te pueden ayudar a controlarlos.
Cuando el útero es muy grande o los miomas crecen rápidamente, o cuando los síntomas no responden a las medidas farmacológicas, el mejor tratamiento será la cirugía.
Si eres una paciente que desea tener hijos y no has logrado quedar embarazada, el mioma puede ser el causante de tu infertilidad, la mejor medida será la quirúrgica en cualquiera de sus modalidades; siempre y cuando esté bien indicada.




fuente: texto articulo:

4 comentarios:

  1. En mi caso particular, yo ya tengo 2 bebas gracias a Dios que fuerón 2 cesareas, en la linea de la cesarea me crecio un bultito al que llamaron fibroma, y fui a checarme, era muy molesto y en tiempo breve me programaron cirugia para extraerlo, inmediatamente lo lleve al patologo y ya fue que me dieron rapido el diagnostico de endometriosis; apenas estoy por iniciar tratamiento con el gine, pero a veces siento que lo mio no vale por estar en la pared abdominal, el caso fue que en mi ultima cesarea, por error jalaron un poco de endometrio y se alojo en la pared abdominal,haciendo crecer esos fibromas, no limpiaron mas y me dijo el cirujano que esperemos a que vuelva a crecer algo y volver a intervenirme. saludos que estes bien.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir con nosotros esta informacion, nos gustaria invitarte al foro educativo que estamos organizando sobre Endometriosis e infertilidad el proximo 29 de marzo en los auditorios de compensar Av.68 en Bogotá.

    ResponderEliminar
  3. hola tengo fibromatosis uterina severa es lo que mi ginecologa me dise en estos momentos me a recomendado visitar a un especialista en casos de fibromatosis tengo 33 años y no e podido quedar en barazada por los fibromas y e llorado mucho por la verdad no se lo que me valla a desir el especialista y la cita es en dos dias y la verdad me siento muy deprimida

    ResponderEliminar
  4. Tengo miomatosis gigante, pero gustaría en un ginecólogo de esa fundación me evaluará, que posibilidades tengo para hacerme una enbolizacion u otro tratamiento antes que la cirugía mayor.

    ResponderEliminar